Por Christina Gómez Echavarría

Victoria, Australia

Nossal High School decidió ofrecer a sus estudiantes una forma diferente de educación, una educación lejos de memorizar datos y asignar docenas de horas de tareas. Situado en Victoria, Australia, busca en cambio preparar a los alumnos para su vida profesional y personal, enriquecer sus conocimientos y prepararlos para un ambiente de aprendizaje más culto.

Stuart Frankhauser es su director de Desarrollo Digital e Innovación, pero además es profesor de Física en secundaria. Él ha logrado muchos cambios en el colegio y explica, en siete pasos, por qué ha sido tan desafiante –y a la vez tan gratificante– enseñar de una manera completamente distinta de lo que ha hecho en los 20 años en los que ha trabajado como educador.

1. Es una escuela de entrada selectiva. Eso significa que Nossal High School le ofrece la mejor educación a los mejores estudiantes. Ello es importante porque se trata de una escuela intermedia, de tamaño mediano, por lo que los profesores trabajan muy duro para asegurar que los aprendices reciban tiempo uno a uno, con el profesor, tanto como sea posible. Además, los estudiantes que entran al colegio deben aprobar toda una serie de pruebas de matemáticas y de inglés diseñadas para evaluar sus habilidades. La mayoría de los alumnos de Nossal cambiaron sus escuelas anteriores, en donde eran los mejores. En Nossal, en cambio, las capacidades de todos están parejas y eso hace que se muestren motivados para aprender y mejorar cada día. Y los maestros se aseguran de poner a su disposición la mayor cantidad de herramientas para que ello suceda.

2. Adoptan lo que la tecnología puede hacer para la educación. Stuart Frankhauser comenzó como director de E-Learning en la escuela, y se encargó de gestionar nuevas herramientas y de planificar las expectativas de la escuela en términos de tecnología. Primero decidió implementar Blackboard Learn como el LMS principal de la institución y luego combinó todos sus enfoques pedagógicos a través de E-Learning. Pero se percató de que no había razón para separar el E-Learning de la pedagogía y el aprendizaje clásico. Esta es una gran diferencia, ya que no significa que en Nossal High School usen el E-Learning porque sí, sino que, además, buscan asegurarse de que cada clase sea tan vanguardista como sea posible. “¿Por qué no todas las cátedras pueden ser una lección increíble?”, se pregunta Frankhauser. Contesta que eso puede suceder si la tecnología se implementa correctamente y se fusiona con éxito con el enfoque pedagógico que cada maestro decide proponer. De allí que todas las clases, materiales e, incluso, actividades extracurriculares, estén conectadas a Blackboard Learn con el fin de hacerlas más dinámicas. Y los profesores no solo decidieron aceptar este cambio de enfoque de la educación tradicional, sino que deseaban además saber cómo podían avanzar. Por esta razón, el cargo de Stuart Frankhauser fue reemplazado por el de director de Desarrollo Digital e Innovación, un título que es muy difícil de encontrar en una escuela tradicional.

3. Stuart implementó algo llamado los ‘Día de Entrega Digital’. El profesor se inspiró después de que, en Singapur, hubiera una enfermedad contagiosa que obligó a cientos de colegios y universidades a suspender sus clases. Por ello decidieron implementar un plan de emergencia por si esto volvía a suceder, y crearon una manera de dar las clases digitalmente. Stuart pensó que esto sería un proyecto interesante de implementar. Hoy, después de conseguir Blackboard Collaborate Ultra para el colegio, durante un día y aproximadamente tres veces al año, los estudiantes reciben sus clases en su casa a través de Blackboard Collaborate. Stuart explica que esta estrategia tiene tres ventajas fundamentales:

  •  Los alumnos se acostumbran a un ambiente estudiantil más parecido al de una universidad, donde tendrán que estudiar por su cuenta, en sus casas y aprender a manejar su tiempo.
  •  Stuart también dice que muchos estudiantes se habitúan a que su lenguaje corporal hable en la clase, de modo que si un profesor siente que no están entendiendo, generalmente se acercará para verificar y ayudar al alumno. Con esta metodología de los Días de Entrega Digital, ellos tienen que ser más proactivos en su aprendizaje y saber que, si no comprenden, deben hablar y pedir ayuda. De esta manera toman el control de su estudio.
  • Ya que es un cambio tan grande, los Días de Entrega Digital también se vuelven memorables. Adicionalmente, algunos de los estudiantes hacen un viaje de hasta tres horas de ida para llegar a la escuela y tres de vuelta de vuelta a casa, y cuando se realiza la actividad de los Días de Entrega Digital, su rutina cambia dramáticamente y, por lo tanto, las lecciones son aún más recordadas. “Es bueno ver que esta herramienta también sirve para crear buenos recuerdos”, dice Frankhauser. Pero mejor aún es el hecho de que, después de tres años de realizar esta actividad, los profesores ya no necesitan ningún entrenamiento para poder dictar sus clases rutinarias a través de Blackboard Collaborate, simplemente porque es muy fácil.

Y después de darse cuenta de que era una buena metodología, también implementaron un período de aprendizaje asíncrono al final del año escolar. Consiste en que cuando los alumnos se preparan para sus exámenes finales, la escuela les da un fin de semana de cuatro días para hacerlo, y les brindan más flexibilidad para entregar su trabajo, así como también la oportunidad de reunirse con el profesor en las Blackboard Collaborate Rooms y hacer preguntas y revisar ciertos temas.

4. El lema de Nossal High School es ‘Abrace el desafío’. Frankhauser afirma que esas tres palabras se han convertido en una manera de ver la vida, tanto para los estudiantes como para los maestros. Nossal es una escuela relativamente nueva, ya que fue fundada hace solo nueve años. Esto, y un enfoque de enseñanza tan diferente, ha hecho que alumnos y profesores experimenten una transformación que les permitió aceptar el reto. Y uno de los desafíos que esta escuela tiene en mente es lograr que los estudiantes se conviertan en lo mejor que pueden ser para el futuro. Por ejemplo Stuart, como profesor de física, sabe que en el mundo real el 80% de sus estudiantes no aplicará en sus vidas la materia que les enseña, pero también sabe que el trabajo colaborativo en el aula y el pensamiento crítico con que los educa les permite ser mejores en la universidad, en sus trabajos y en sus existencias, en general. Al mismo tiempo, el profesor quiere implementar aquellas habilidades empresariales que el aprendizaje colaborativo puede aportar a los estudiantes, y enseñarles lo esencial del siglo XXI que necesitarán. Sin embargo, advierte que a muchos maestros les ha costado tiempo acostumbrarse a esta idea y confiesa que éste ha sido el trabajo más difícil, pero el más gratificante, que jamás haya tenido.

5. Nossal decidió adoptar el llamado modelo ‘Cinco Mentes del Futuro’. Está basado en un libro de Howard Gardner que sugiere que todas las personas deben desarrollar sus cinco mentes diferentes: la mente disciplinada, la mente sintetizadora, la mente creadora, la mente respetuosa y la mente ética. Todos los currículos de las diferentes clases de la escuela secundaria apuntan a enseñar a todas esas mentes diferentes y asegurarse de nutrir adecuadamente cada una. La medalla Gus Nossal es un premio que los estudiantes pueden lograr en el final del curso doce, y está asociado al nombre de Sir Gustav Nossal, un famoso científico australiano del que la escuela tomó el nombre. Los alumnos tienen que completar ciertas actividades durante su periodo académico para desarrollar las ‘cinco mentes’ y, si obtuvieron suficientes puntos al final del grado doce, reciben el medallón. Sin embargo, no es fácil y es muy competitivo. Pero aun así los alumnos han abrazado el desafío y trabajan para lograr el objetivo al comprender que los hace más personas y mejor profesionales. En última instancia, el objetivo de la escuela secundaria no es memorizar las fórmulas y las capitales, por ejemplo, sino acoplar a los estudiantes y prepararlos para el mundo real.

6. El rol del profesor ha cambiado dramáticamente. En Nossal High School, el maestro no es visto como el que tiene la última palabra o el mayor conocimiento. Tanto él como los estudiantes tienen algo que aportar. Por esa razón, la escuela está realizando un experimento con Blackboard Collaborate Ultra que les permite, en cada clase, hacer que los alumnos se dividan en pequeños grupos para realizar una discusión en torno a un tema específico. El profesor puede conducir la discusión, pero el aprendizaje está en las manos del estudiante. De esta manera, el modelo tradicional de un maestro parado frente a la clase hablando durante horas es cosa del pasado y ahora se reinventa para entregar sus mejores enseñanzas, pero permitiendo a sus discípulos llegar a conclusiones por su propia cuenta.

7. Se da libertad a los maestros. Stuart Frankhauser explica cómo el rector de Nossal High School posee una visión muy dinámica de lo que quiere que la escuela sea y en ese sentido ha diseñado una plataforma estupenda para profesores que son líderes. Aquellos a los que se les da mucha libertad y oportunidad de explorar nuevas ideas en aspectos de educación y pedagogía. “Tenemos permiso para fracasar”, afirma Stuart, y esa es también una forma de enseñar a los estudiantes. Siempre y cuando tengan un motivo razonable para probar algo (tal como sucedió en los Días de Entrega Digital), abren su mente para experimentar y ver si funciona o no. Sin embargo, está claro que este sistema educativo no es para todos y muchos profesores se sienten muy amenazados por él. La confianza es el más grande poder que tienen, pero es un sentimiento que permite la creatividad y la oportunidad de cambiar algo en el futuro de esos estudiantes que están moldeando. En tanto los profesores tengan más libertad, también se sentirán más inspirados por su trabajo, y querrán ir más allá: a preocuparse por el bienestar del estudiante y por trabajar para el futuro de estos niños.

Nossal High School podría representar el futuro para las escuelas y debería ser una inspiración para ellas. Para Stuart Frankhauser, su mayor recompensa es ver cómo sus alumnos han aplicado cada lección a su vida cotidiana, y cómo siguen volviendo a lo que no era solo una escuela sino un lugar de transformación y de aprendizaje y un verdadero abrazo de la educación.

*Stuart Frankhauser, Director of Digital Delivery and Innovation en Nossal High School.

*Fotos por: AFP Mark Peterson

Sobre El Autor

Artículos Relacionados