Por: Nicolás Peña

Melbourne, Australia

Para la doctora Kulari Lokuge, directora asociada de eLearning en Monash College, el enfoque pedagógico del Central eLearning Team (CeLT) les ha permitido respaldar la realización de cursos pre-universitarios de alta calidad. Crear oportunidades de desarrollo profesional dentro de la institución ha impulsado a su personal a progresar en el aprendizaje y la enseñanza fortalecida a través de la tecnología.

Los programas académicos y de idioma inglés de Monash College son un paso muy importante para muchos estudiantes internacionales que quieren ingresar a Monash University, una de las 100 mejores universidades del mundo. La visión de Monash College es ‘Crecimiento de calidad, centrado en los estudiantes’, y es por esa razón que el aprendizaje en línea y semi-presencial juega un papel fundamental.

De acuerdo con la doctora Kulari Lokuge, el modelo de educación de Monash busca que todos sus cursos puedan incorporar herramientas de enseñanza digital. Sin embargo, insiste en que la visión pedagógica debe anteceder a la tecnología y en que un equipo que tenga metas claras y entienda los objetivos de la institución y el impacto que se espera tener en la vida de los estudiantes, es el punto de partida para lograr una propuesta virtual eficiente. “Atravesamos los problemas de pedagogía que los docentes enfrentan cada día y les brindamos una solución a través de la tecnología educativa”, señala.

Cuando se le pregunta sobre el proceso de conectar a los profesores con las herramientas digitales, y la subsecuente adaptación a la nueva tecnología, ella es clara: “Hay quienes quieren probar cosas nuevas y hacerlo todo de manera diferente: ellos son los primeros. Los demás se suman abordo cuando ven las cosas hechas y entienden sus beneficios”.

Cambios de forma, y de fondo

El equipo que lidera la doctora Lokuge se enorgullece de la forma progresiva en que se ha llevado a cabo la personalización de los temas de Moodle que manejan en Monash. “Lo que antes se veía como un repositorio, ahora se ve como una página moderna y eso incentiva a los estudiantes y profesores a usarlo”, afirma. Los nuevos temas tienen una apariencia fresca y una interfaz amigable con los dispositivos móviles que invita a los estudiantes a acceder a ella de forma frecuente y sencilla. Estos cambios en el aspecto y la experiencia de usarla han creado un círculo virtuoso: los estudiantes encuentran sus cursos más atractivos y, por ende, los usan más. Esto, a la vez, motiva a los profesores a continuarlos desarrollando y personalizando.

Sin embargo, es importante recalcar que no se trata solo de una modificación de diseño, sino que ella va acompañada de una propuesta estructurada y consciente que reconoce las necesidades de los alumnos. “No se trata solo de poner un tema bonito y hacer que todo esté bien –explica Lokuge –: se trata de tener todas las piezas en el lugar apropiado y de enseñar a los profesores a usarlo de forma efectiva y mirando cómo puede ser mejorado”.

Atravesamos los problemas de pedagogía que los docentes enfrentan cada día y les brindamos una solución a través de la tecnología educativa.

 En permanente transformación

Justamente, el tema de evolución y personalización es un aspecto definitivo en la oferta de aprendizaje digital de Monash College. Con canales que facilitan una continua revisión y reflexión, el equipo de eLearning, con el apoyo de los profesores, evalúa constantemente los procesos y decisiones para obtener estándares altos en calidad de educación que involucran y energizan tanto a los estudiantes como a los profesores.

Para la doctora Lokuge, la experiencia de aprendizaje se vislumbra como un viaje, de la primera a la última semana. “En esta travesía –advierte–, el proceso de aprendizaje de los estudiantes es considerado uno de los aspectos más importantes y se encuentra en constante evaluación y transformación con el fin de que sea una experiencia realmente valiosa”.

Ser cliente de Moodlerooms Enterprise le permite a Monash College mantener esa conversación permanente con su proveedor, lo cual es la clave para una apuesta de mejoramiento continuo y evolución permanente. “La retroalimentación es muy importante. Debemos trabajar juntos todo el tiempo, porque nosotros somos los que tenemos la parte experiencial. Ellos pueden avanzar, pero si la conversación no es permanente podríamos estar trabajando en direcciones contrarias. Juntos hacemos que suceda”, dice Lokuge.

La comunidad que promueve Moodlerooms Enterprise es experimentada en el uso de Learning Management Systems y su relación, al igual que el canal abierto de comunicación que existe, permite alcanzar un nivel más alto de personalización en las plataformas. Para la doctora Lokuge, alinear a todo el equipo con una misma visión es el fundamento de todo proceso exitoso. Para decirlo en sus palabras, se trata de poder cambiar vidas a través de la educación y de todas las herramientas con las que se cuenta actualmente.

*Doctora Kulari Lokuge, directora asociada de eLearning en Monash College

*Fotos por: AFP Mal Fairclough