María Paula Triviño

Andy Braden es ingeniero de ventas en Blackboard, trabaja para Moodlerooms hace más de nueve años y es el mejor ejemplo del recurso más valioso que tiene su compañía: la gente.

Para una persona como Andy que vive al norte de San Francisco, California y pasa alrededor del 25% de su tiempo en un avión para reunirse con sus clientes o para asistir a eventos asociados con la industria en otras ciudades, trabajar desde su casa es una gran opción para compartir más tiempo con su familia. “Tengo un hijo de nueve años. Es la persona preferida de mi trabajo. Una de las mejores cosas de mi trabajo es que lo hago desde mi casa y esto me permite poder esperar a que mi hijo llegue del colegio, porque mi horario es flexible”.

El Código abierto es increíble, y hoy podemos colaborar en un proyecto que es más grande que nosotros.

Moodlerooms y después Blackboard

Andy se graduó de la Humboldt State University y estudió un posgrado en matemáticas en la Universidad de California, Davis. A lo largo de su trayectoria profesional trabajó durante cuatro años como ingeniero de apoyo en GLOBEtrotter Software y Macrovision, y en esta última como consultor de servicios profesionales durante dos años. Su primera experiencia laboral con Moodle fue mientras estudiaba en el Instituto de Diseño Cartográfico de la Humboldt State University. En septiembre de 2007 llegó a Moodlerooms como director de relaciones con el cliente y de apoyo.

“De esta última experiencia aprendí mucho. No obstante, fue un poco difícil trabajar con los clientes de alto perfil porque en ese momento no nos tomaban muy en serio”, dijo Andy en tono jocoso.

Fue en marzo de 2012 cuando Blackboard compró Moodlerooms y el trabajo de Andy dio un giro muy positivo. “Hoy me desempeño como ingeniero de ventas. Aunque al principio estaba un poco preocupado por la transición a esta compañía, esta opción resultó muy buena, ya que nos suministran justo lo que necesitamos: más recursos. En mi caso, el principal cambio es que hoy cuento con un gran equipo de colaboradores.”

Andy juega un rol fundamental en el equipo de ventas, porque su conocimiento ofrece soluciones personalizadas a los clientes, le permite resolver los problemas que están inmersos dentro del sistema con soluciones rápidas y explicar las funcionalidades técnicas de las plataformas al público especializado. “Yo logro explicarle a la gente de qué manera Moodle puede resolver los problemas a los que se enfrentan y cómo hacer que el sistema funcione mejor.”

“Creo que el desafío más grande del código abierto es mantenerse vigente. El código abierto es increíble y hoy tenemos la oportunidad de colaborar en un proyecto que es más grande que nosotros. Es un gran reto tratar de reunir todo el material, las diferentes visiones y enfocarlo en algo que logre satisfacer a muchas personas.”

Para Andy el éxito de Blackboard se debe a que es una plataforma poderosa que provee muchas herramientas para que las personas trabajen en su aprendizaje virtual, aunque para él lo mejor de estar en esta compañía es la gente. “Pienso que lo más importante es poder formar parte de esta gran familia. Mirar, ayudar, colaborar y apoyar a los demás”.

*Andy Braden,  Ingeniero de Ventas, Blackboard