La educación abierta por excelencia se apoya de los Recursos Educativos Abiertos (REA) que son considerados como una tendencia en la educación superior y se apoyan de otros movimientos, ya establecidos, como el software Open Source y Open Access. De esta manera al hablar de Openness nos referimos a conocimiento e información que cuenta con[1]:

  • Disponibilidad gratuita
  • Sin restricciones de uso
  • Libertad de modificar y reconstruir
  • Flexibilidad para compartir
  • Asequibilidad

Teniendo en cuenta que la definición más utilizada, los REA son: materiales digitalizados ofrecidos de forma libre y abierta para que los educadores y estudiantes los utilicen y reutilicen en su enseñanza, aprendizaje e investigación[2]. Hay oportunidades y retos en el desarrollo y uso de REA. Las oportunidades y retos enumerados a continuación fueron extraídos de un estudio del “Centre for Educational Research and Innovation” de Paris, Francia[3].

Oportunidades:

  1. Compartir el conocimiento es bueno, incluso en una línea académica: esta idea es apoyada por el movimiento Open Access (OA) que entiende “Openness” como una forma en la que la educación y la investigación respiran. Los investigadores deben hacer estudios abiertos al uso y al reúso.
  1. Lo que comparte, lo puede recibir mejorado: Siguiendo a la filosofía del software open source, compartir y reúsar cualquier tipo de recurso disminuye el costo de desarrollo y se mejora la calidad en comparación a si cada persona iniciara desde el principio.
  2. Las instituciones que participan en proyectos abiertos mejoran sus relaciones públicas: resulta atractivo para los estudiantes poder participar y hacer parte de instituciones que ofrezcan sus cursos de forma abierta. El hecho de poder compartir prácticas y experiencias educativas con otros hace que el aprendizaje sea más robusto.
  1. Los REA pueden reducir las brechas entre las clases sociales y entre países: al acelerar el flujo de conocimiento y al aumentar el número de personas involucradas en el proceso educativo, estudiantes de cualquier parte del mundo pueden acceder a recursos en cualquier momento y pueden tener experiencias interactivas con sus pares. 
  1. Fortalecer las comunidades de aprendizaje: todos los involucrados en los procesos académicos tienen mayores oportunidades de interactuar y colaborar en sus comunidades de aprendizaje en donde se socializan retos y objetivos comunes. La filosofía “Openness” dispone de escenarios para la innovación pedagógica y para compartir materiales educativos.

Retos[4]:

  1. Falta de conocimiento en derecho de autor: aunque existe la intención de compartir el trabajo, muchos autores prefieren conservar algunos derechos de su trabajo. Existen creencias de que el trabajo abierto debe limitarse a fines académicos y no comerciales. Sin embargo, se han desarrollado varias licencias de contenido abierto, como es el caso de Creative Commons que mitiga el problema compartiendo algunos derechos reservados del autor. Todo el contenido debe ser revisado con el fin de asegurar que no infringe una ley de Derecho de Autor.
  1. Asegurar la calidad: la oferta de REA es muy amplia y encontrar contenido es fácil. El reto está en saber jerarquizar y detectar la importancia de los materiales educativos. Este aspecto es fundamental pues también se evalúa el prestigio de las instituciones. Es aconsejable liberar materiales que hayan sido revisados por pares.
  2. Iniciativas de sostenibilidad: muchas iniciativas REA han comenzado en los últimos años, esto ha creado competencia para financiar. Aunque algunos proyectos cuentan con un fuerte respaldo institucional, lo más probable es que comiencen a financiarse y cesen después de unos años. Para esto se propone un modelo sostenible comunitario y otro institucional. El primero, hace referencia a un trabajo voluntario y el segundo a un programa en el que se definan figuras contribuyentes.
  1. El idioma y el contexto cultural: muchos REA no cuentan con localización y se limitan a desarrollarse según el contexto socio-cultural de origen. Lo que puede limitar que su uso sea global.
  1. Inconvenientes tecnológicos: si bien la misma tecnología es la que hace posible el intercambio de conocimiento a una escala global y masiva, se puede presentar que algún agente involucrado en el proceso académico tenga problemas de conectividad o inconvenientes de acceso a las plataformas tecnológicas.

Referencias

[1] Open Educational Resources: Opportunities

and Challenges. En: https://www.oecd.org/edu/ceri/37351085.pdf. Pág, 1. Consultado el 22 de noviembre de 2016.

[2] Open Educational Resources: Opportunities and Challenges. En: https://www.oecd.org/edu/ceri/37351085.pdf. Pág, 1. Consultado el 22 de noviembre de 2016.

[3] Open Educational Resources: Opportunities and Challenges. En: https://www.oecd.org/edu/ceri/37351085.pdf. Pág, 5-7. Consultado el 22 de noviembre de 2016.

[4] Open Educational Resources: Opportunities and Challenges. En: https://www.oecd.org/edu/ceri/37351085.pdf. Pág, 7-8. Consultado el 22 de noviembre de 2016.