Manila, Filipinas

 Por: Ángela Palacios

La excelencia académica y la pasión por la innovación son los pilares fundamentales del Lyceum of the Philippines University, LPU, una institución ubicada en Manila, Filipinas, que a partir de abril del 2016 se trazó una meta importante con la ayuda de herramientas como Moodlerooms y Blackboard Collaborate: fortalecer la cultura LPU, y así convertirse en líderes educativos en materia de e-learning. También buscan aplicar intercambios de cursos online con otros nueve países del continente asiático.

Un legado de educación

Foto AFP Joseph Agcaoili - Dr. Conrado Inigo (16)Aproximadamente 65 años de historia hacen parte de la LPU, universidad que abrió sus puertas en el año 1952, y que se ha venido destacando por sus diferentes programas académicos: diplomacy, international trade, bussiness, communication, hotel and restaurant management y tourism.

Además cuenta con el legado de su fundador Dr. José P. Laurel, quien fue el único presidente de Filipinas que ha servido en las tres ramas del Gobierno, fue un excelente académico que se preocupó por introducir políticas educativas basadas en la moral y el carácter.

Así, con el pasar de los años se ha seguido esta línea, “tenemos las visión de ser una universidad acreditada internacionalmente, dedicada a la innovación y al excelente servicio de Dios y del país”, explica Dr. Conrado E. Iñigo, Vice President for Academic Affairs Lyceum of the Philippines University.

Igualmente, sus objetivos se fortalecen a través de tres funciones: investigación, instrucción y extensión comunitaria, pues de esa manera se avanza hacia la dirección estratégica y se adecúa a las actividades curriculares y extracurriculares de la universidad.

Actualmente, la LPU cuenta con cuatro centros de excelencia que están avalados para trabajar en conjunto a nivel local con otras universidades filipinas.

Una visión virtual

Hace poco la LPU migró de Moodle a Moodlerooms con la necesidad de expandir aún más el conocimiento generado dentro de la institución, para ello, se trazaron diferentes objetivos que serían fundamentales para el correcto desarrollo y utilización de este LMS.

“Uno de los retos fue manejar el presupuesto para este sistema, conseguir los equipos adecuados, tener las condiciones técnicas necesarias” afirma Conrado; sin embargo, decidieron apostarle a esta herramienta aplicándola tanto en trabajadores como en asistentes.

Esto se llevo acabo a través de tres etapas:

  1. Identificación de objetivos: se estudiaron los beneficios de las herramientas y su aplicación dentro de trabajos específicos.
  2. Una ruta a seguir: con la introducción de Moodlerooms se fortalecieron elementos de la institución y se creó un plan preliminar de las unidades académicas.
  3. Aplicación: se instalaron monitores y proyectores en la LPU que facilitaran el uso de la herramienta. Primero se realizó un plan piloto que se desarrolló en dos “video sesiones”; estas se desarrollaron a través de Blackboard Collaborate.

Después de estos tres momentos, y gracias a la identificación de objetivos preliminares de los cursos y las pruebas piloto con los empleados, se empezó a utilizar de manera regular Moodlerooms entre los miembros del equipo.

Se espera que todos los programas que cuentan con Moodlerooms como LMS principal sean aplicados a programas educativos transnacionales.

Según Conrado “ahora se están implementando unos planes de acción que reformulan el plan inicial, uno de los más importantes de ellos es el plan de educación, el cual se está reformando a través del desarrollo curricular online. Se espera que todos los programas que cuentan con Moodlerooms como LMS principal sean aplicados a programas educativos transnacionales”.

De esta manera, LPU se expande a otras regiones, con el fin de captar los diferentes rangos de educación de calidad, gracias a la ayuda de Moodlerooms, pues Conrado expone que “Moodlerooms es una tecnología avanzada y un sistema fácil de manejar que alcanza a todos nuestros públicos, estudiantes, empleados, dándonos la capacidad de ofrecer mayores carreras virtuales; además es un gran sistema para la comunidad internacional porque se puede explorar más allá de las actividades normales y alcanzar otros niveles en eduación, permitiendo la cooperación internacional y los estándares de calidad”.

*Dr. Conrado E. Iñigo, Vice President for Academic Affairs Lyceum of the Philippines University

* Fotos por: AFP Joseph Agcaoili