Por: Christina Gómez Echavarría

Madrid, España

El e-learning ha sido una industria mundial cambiante porque ha sido capaz de moldearse a las necesidades de las personas, permitiéndoles obtener una educación en condiciones que de lo contrario no podrían tener. Sin embargo, en una simple analogía, este aprendizaje es como el café; no a todo el mundo le gusta de la misma manera. A algunos les gusta el capuccino, a otros el expreso y a otros el café negro, con o sin azúcar. Lo mismo pasa con el aprendizaje. Cada persona aprende, entiende e incluso lee de forma diferente.

IADLearning es una compañía que se asoció recientemente con Blackboard y que espera ofrecer a cada persona una estrategia personalizada en su aprendizaje para así maximizarlo.

José Omedes y su equipo en IADLearning, quienes han estado trabajando en el sector del e-learning por algún tiempo, identificaron tres aspectos comunes a mejorar en sus clientes:

  1. La dificultad para trasladar el contenido existente a un contenido instructivo en la plataforma.
  2. La desmotivación de los estudiantes porque el contenido era el mismo para todos ellos, sin entender qué información específica se necesitaba.
  3. Los maestros tenían poco conocimiento sobre lo que estaba pasando en sus cursos, así que en realidad no sabían si el curso estaba funcionando o no.

IADLearning decidió asumir estas mejoras para crear un software que las resolviera, y a su vez cambiar el e-learning para bien, usando Moodlerooms y Blackboard Learn como los LMS para que su software funcionara.

Transformar el contenido a una buena práctica e-learning

Jose_OmedesEl software de IADLearning es capaz de tomar cualquier contenido que el maestro tenga; archivos de Word, PDF, presentaciones en Power Point y digitalizarlos para adecuarlos a la plataforma. Pero eso no es todo. El software toma la información, la analiza, y elabora un mapa conceptual con la información más importante y pertinente. De esta manera, el estudiante puede navegar con los documentos, sabiendo exactamente qué hay en cada uno de ellos y puede revisar los conceptos sin perderse. Si el estudiante desea profundizar en algún concepto, el software también elabora un segundo mapa conceptual de las cosas que pueden enlazarse en otras partes del texto. También, el software permite al estudiante navegar con el concepto, sin tener que escudriñar todo el texto.

Además, con el análisis que el software brinda a los maestros, ellos sabrán cómo los estudiantes navegan el contenido y sabrán si necesitan proporcionarles información adicional. Si los estudiantes muestran un patrón en el que parecen aprender mejor a través de video o audio en lugar de texto, el maestro puede modificar el contenido para que se ajuste a la clase de la mejor forma.

Ajustar el contenido a las necesidades del estudiante

Como se mencionó anteriormente, no todos aprenden de la misma manera. Algunas personas retienen información cuando la oyen, otras leyéndola. Algunas personas leen detalladamente, examinando la información. A otros les gusta leer el texto y tomar las ideas más importantes, para trabajar desde allí. Es imposible que un método de enseñanza ayude a todos los estudiantes y les enseñe a todos lo mismo.

IADLearning primero inicia con la información básica del estudiante: edad, sexo, historia del curso, nivel de educación, etc. Luego, hace un examen para ver qué tan bien entiende el estudiante el tema que van a estudiar en clase. A medida que el estudiante comienza la clase, el software analiza cuánto tiempo le toma leer cada página, cuál es el patrón de navegación a través del texto y cuánto tiempo tarda en comprender un concepto. Basado en eso, el software comenzará a dar al estudiante las recomendaciones de lo que necesita y cómo deberá estudiar para maximizar su aprendizaje.

José Omedes es claro en el hecho de que quieren ser lo menos invasivos posible, porque explica que existe otro software que examina los comportamientos del estudiante a través de cámaras. Ellos no quieren hacer eso, pero quieren ser capaces de ajustarse a las necesidades del estudiante. Al hacer esto, pueden asegurarse de que más estudiantes quieran estudiar vía e-learning, bajando la tasa de deserción escolar, y haciendo que entiendan el contenido mucho mejor.

Proporcionar análisis adecuados a los profesores

Cuando se está en un aula, los profesores pueden observar ciertos patrones y corregirlos. Pero a través del e-learning, su visión se bloquea. Un buen análisis es la mejor manera de proporcionar a los maestros retroalimentación sobre la forma en que enseñan, sobre cómo los estudiantes están comprendiendo los materiales y si la clase está cumpliendo con su propósito.

Aquí, es donde José dice, que el elemento humano es crucial. El software muestra al maestro ciertos patrones, si hay algún contenido que no se entiende bien, o si por el contrario, hay otro que los estudiantes entienden fácilmente, es ahí donde el maestro deberá probablemente buscar más contenido que sea similar.

José explica que enseñar se trata de ponerle el corazón a lo que está enseñando, ya sea dentro del aula o a través de la pantalla de un computador. Si el profesor no pone su corazón y su inteligencia en lo que enseña, para hacer una clase tan buena como le sea posible, entonces nunca va a funcionar. Pero también explica que para los profesores que en verdad usen estos análisis de forma inteligente, no puede existir una herramienta mejor para lograr la excelencia entre sus estudiantes.

IADLearning y la asociación con Blackboard

Desde que comenzaron a trabajar en el desarrollo de este software hace dos años, José sabía que necesitaban asociarse con un gran nombre en la industria del e-learning. Así, el nombre de Blackboard vino a la mente. Se acercaron a Blackboard y se dieron cuenta que los beneficios que ambos obtendrían serían enormes.

Gracias al modelo de Business Development Partnership (Asociación para el Desarrollo de Negocios), ambos lograron el mejor acuerdo. Blackboard, al estar a su propio nivel y tener presencia en todo el mundo, le permitió a IADLearning tener acceso a la lista de instituciones educativas que provee, para que puedan ofrecer sus servicios.

A su vez, Blackboard recibe un producto de alta calidad y una solución que muchas instituciones están buscando. No es fácil planear una clase de e-learning. No es fácil para un maestro hacer la transición porque no todo el mundo sabe cómo digitalizar el contenido para que funcione en el aprendizaje, y aunque los estudiantes hoy en día son hábiles con el computador, esto no significa que automáticamente sean aptos para aprender a través del mismo. IADLearning hace la transición mucho más fácil, y ayuda a Blackboard en esta etapa.

El software muestra al maestro ciertos patrones, si hay algún contenido que no se entiende bien, o si por el contrario, hay otro que los estudiantes entienden fácilmente, es ahí donde el maestro deberá probablemente buscar más contenido que sea similar.

La comunidad de e-learning y todas las instituciones que utilizan Moodlerooms o Blackboard Learn pronto tendrán acceso al software de IAD, haciendo la transición al e-learning más fácil y satisfactoria, lo que también permitirá que más instituciones quieran explorarlo y tengan éxito al hacerlo. La tecnología es algo que todavía asusta a mucha gente; muchos maestros y muchos estudiantes pueden sentirse inseguros al usarla. IADLearning se asegura que no se sienta ese miedo y que cada persona, ya sea el estudiante o el maestro, obtenga exactamente lo que necesita individualmente.

Otro aspecto importante de esta asociación es la exposición a/publicidad en Latinoamérica. Al ser una empresa española, es difícil para ellos salir de su propio país. Sin embargo, con culturas muy similares y el mismo idioma, la transición a Latinoamérica no es difícil en términos de transición, pero es fundamental en el hecho de que la industria de e-learning en Latinoamérica es enorme y es uno de los lugares más importantes en los que se encuentra Blackboard. José entiende la importancia de tener presencia de su empresa en Latinoamérica. Ellos esperan que aproximadamente 10 instituciones grandes e importantes usen su software a principios del próximo año.

José está seguro que el e-learning seguirá creciendo y continuará cambiando la vida de las personas, que sin la tecnología de hoy probablemente no tendrían ninguna oportunidad de obtener un título. Sin embargo, sí hace hincapié en que este no puede seguir estando separado y estandarizado. Necesita adaptarse a las necesidades individuales de cada uno, y esta es la única forma de que tenga un futuro y un crecimiento real. La enseñanza y el aprendizaje ha sido más o menos lo mismo durante cientos de años: un maestro que lo sabe todo y habla durante horas y horas y los estudiantes que tienen que escuchar y memorizar. El e-learning ha cambiado esa dinámica, pero también tiene que cambiar y evolucionar a las necesidades modernas. Esto, según dice José, es exactamente lo que ofrecen: una nueva perspectiva.

*José Omedes, Cofundador y Director de Investigación & Desarrollo de IADLearning.

*Fotos por: AFP Curto de la Torre

Sobre El Autor

Artículos Relacionados