La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que aproximadamente mil millones de personas en el mundo tienen alguna discapacidad. Es por eso, y porque cada persona aprende de manera diferente, que Blackboard Inc. ha diseñado productos que cumplen con los estándares globales de accesibilidad. JoAnna Hunt, Gerente de Accesibilidad en Blackboard Inc., explica cómo lo lograron y qué impacto tiene en los ambientes de aprendizaje.

Disabled World define la accesibilidad como el diseño de productos, aparatos, servicios o ambientes para personas que tienen alguna discapacidad. En el campo de la educación, es necesario diseñar y construir cursos virtuales de tal manera que nadie quede excluido por su discapacidad física o cognitiva. “Pero es mucho más que eso; se trata de asegurarnos de que todo el mundo tenga la posibilidad de ser exitoso, de garantizar que tenemos en cuenta las necesidades de los estudiantes con distintas habilidades, se trata de comprender qué significa aprender exitosamente para esas personas. También, es crear los ambientes para permitirlo”, sostuvo JoAnna Hunt en una entrevista con E-Learn Magazine.

Ella se define como una pensadora de diseños, contadora de cuentos y ávida escaladora de rocas. Hunt se enfoca en establecer y promover la visión de la empresa sobre la accesibilidad, con el objetivo de ofrecer herramientas y servicios que satisfagan las necesidades de todos los usuarios. Blackboard Inc., uno de los principales proveedores de tecnología de la educación, tiene la tarea de entregar lo mejor a todos los usuarios, incluyendo aquellos que tienen alguna discapacidad. Y lo ha logrado, porque todos los productos de Blackboard han sido diseñados y desarrollados de acuerdo con la Web Content Accessibility Guidelines (WCAG), versión 2.0, Nivel AA.

¿Pero cómo podemos considerar que alguien tiene una discapacidad?

Foto AFP Yuri Gripas - JoAnna HuntHay cuatro clasificaciones principales: discapacidad visual, discapacidad auditiva, discapacidad física o motora y discapacidad cognitiva. Algunas discapacidades, como la ceguera o la sordera, son relativamente obvias para cualquier persona. Pero otras, como el autismo, los trastornos de déficit de atención, el daltonismo y la dislexia, han sido clasificadas como discapacidades invisibles. “Uno posiblemente no sabrá que una persona sufre de ellas, a menos que la persona decida decírselo”, explicó JoAnna.

Muchas personas con discapacidades dependen de la tecnología para poder interactuar con el mundo. Ni los diseñadores de programas educativos ni los profesores deben diseñar cursos que contengan material especial. “Se trata de darse cuenta de cómo los estudiantes que tienen una discapacidad aprenden, cómo interactúan con la tecnología, cómo se comunican. Mediante la implementación de algunos cambios pequeños en la construcción del contenido, se puede garantizar que más usuarios cumplan exitosamente sus objetivos”.

Por otra parte, los profesores pueden enterarse de temas relacionados con la accesibilidad en el Moodle Accessibility Collaboration Group (en la página de ayuda de Blackboard) y en la Comunidad Blackboard de Accesibilidad. El primero es un grupo de personas que se ha organizado para discutir sobre la accesibilidad en Moodle, ellos trabajan directamente con los equipos de desarrollo de Moodle (y con el equipo de Moodlerooms de Blackboard) para priorizar los asuntos más importantes por resolver.

Adicionalmente, JoAnna nos dio unos consejos sobre el desarrollo del contenido, para que sea accesible.

  1. En el caso de los documentos (Word, PPT, PDF), para empezar, hay que asegurarse de que estén bien estructurados, que los títulos, las listas y los cuadros estén siendo utilizados de la manera más apropiada para la organización del contenido.
  2. En el caso del video, debe tener subtítulos.
  3. Las imágenes sencillas deben contar con el “Alt text” o subtítulos en la pantalla.
  4. Las imágenes complejas, como las infografías, deben tener una narrativa de la pantalla para que las personas puedan entender la información presentada.

Ella sabe más que nadie de estos temas, por su experiencia personal. Cuando estaba investigando sobre accesibilidad y sobre las discapacidades, un sobrino fue diagnosticado con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) severo. “Conocí a un abogado sordo que se convirtió en uno de mis mejores amigos. En la medida en que observaba de primera mano las luchas de cada uno, me motivaba más a trabajar en favor de las personas que tienen de una discapacidad. Y me sigo motivando”, dijo JoAnna.

Se trata de asegurarnos de que todo el mundo tenga la posibilidad de ser exitoso, de garantizar que tenemos en cuenta las necesidades de los estudiantes con distintas habilidades.

De acuerdo con las cifras presentadas por la empresa, alrededor del 16% de los estudiantes en Estados Unidos tienen alguna discapacidad. Los expertos de la industria sugieren que entre el 60 y el 80 por ciento de los estudiantes con discapacidad en programas de educación superior opta por no revelar su discapacidad.

Blackboard Inc. cree que la accesibilidad es un imperativo más que una idea tardía. Por consiguiente, en el corto plazo su hoja de ruta con respecto a la accesibilidad de Moodlerooms se concentra en reducir la mayor cantidad de brechas posibles y en trabajar para resolver la mayoría de los asuntos conocidos relacionados con la accesibilidad en la plataforma básica de Moodle. “También estamos buscando cómo ofrecer más herramientas capaces de ayudar a las instituciones a entender más sobre su situación actual de accesibilidad en el contenido de sus cursos. Estamos en las primeras etapas de esta investigación, pero no hay duda de que es un área muy necesaria en el campo de la educación”, concluyó.

*JoAnna Hunt, gerente de accesibilidad en Blackboard

*Fotos por: AFP Yuri Gripas

Sobre El Autor

Artículos Relacionados