Snap es un tema de código abierto de Moodlerooms que emplea una interfaz sumamente atractiva, amigable e interactiva para transformar las experiencias educativas. Conversamos con su creador, Stuart Lamour.

 “El aprendizaje en línea no tiene por qué ser aburrido”

Esta es la frase que utiliza Stuart Lamour, ingeniero de Experiencia de Usuario de Moodlerooms, para referirse a su creación, Snap, un tema lanzado por Moodlerooms en 2013 que sigue evolucionando con el fin de aproximarse aún más a las necesidades de los estudiantes y de los profesores, sin sacrificar su diseño sencillo, fácil de usar y agradable a la vista.

El primer paso para Moodlerooms fue enfocarse en las necesidades específicas de los estudiantes. En segundo lugar, pero por ello no menos importante, se centraron en hacer que la experiencia del profesor fuera más sencilla y más completa, poniendo a su disposición los últimos avances no sólo en el aprendizaje en línea sino en tendencias de la web, en términos de acceso y de interacción con el usuario. “Hacemos que el contenido creado por el profesor tenga una apariencia muy agradable pero sencilla, reduciendo así el tiempo y los esfuerzos necesarios”, dice Lamour.

Atención a los detalles

Stuart_Mag_Shot_2 (1)Lamour cree que el éxito de la interfaz gráfica de Snap radica, en gran medida, en su capacidad para crear algo que él llama ‘alegría intrínseca’, una idea mediante la cual el usuario puede tener momentos cortos de placer en su uso diario de Moodlerooms, gracias a una interacción constante que hace que la plataforma se sienta muy cercana. Un diseño que sea sencillo –menos es más–, intuitivo y al mismo tiempo muy atractivo.

En este mismo sentido, que el usuario pueda tener una conversación con la plataforma es una característica definitiva que puede marcar la diferencia cuando se trata de determinar si la experiencia educativa es exitosa.

Otro aspecto que el usuario de Snap nota de inmediato es que el diseño refuerza la naturaleza social del aprendizaje, porque se pensó en la interacción de Moodlerooms entre el estudiante, el profesor y los otros participantes. Por consiguiente, el compromiso consiste en ofrecer retroalimentación instantánea, porque fomenta la participación en los foros y permite que cada persona sepa qué están haciendo los demás, para que así se comparta el conocimiento y se refuerce la idea de que la plataforma es un punto de encuentro.

Un ambiente amigable

Como parte de la investigación permanente realizada por el equipo de Experiencia del Usuario de Moodlerooms, Lamour se enfoca en el concepto del antropomorfismo, la manera en que atribuimos emociones y características humanas a elementos no humanos, con el fin de explicar las posibles consecuencias del diseño de una plataforma sobre la posibilidad de aprender de los usuarios.

“A veces usamos aplicaciones que nos molestan o que nos hacen sentir tontos. Cuando esto sucede la probabilidad de que las compartamos, las recomendemos o las volvamos a usar es baja” dice Stuart.

Para él y su equipo, el reto de hacer que la educación sea más atractiva mediante el diseño se está convirtiendo en un tema mucho más importante en la medida en que la tecnología avanza. Existe la conciencia de que “la gente puede aprender en cualquier parte, en cualquier lugar donde haya una conexión a Internet. Es por eso que queremos que Snap sea tan bueno que la gente escoja usarlo y desee usarlo, porque es la mejor opción”. Por esta misma razón, Snap está evolucionando constantemente, con base en lo que dicen los estudiantes y los profesores.

El sistema era tan sencillo de usar que no tuvimos que gastar tiempo de capacitación a los instructores sobre cómo manejarlo.

Lamour recuerda con agrado la buena retroalimentación que ha recibido desde el lanzamiento del tema. Varios profesores incluso han escrito directamente a sus instituciones, elogiando y agradeciendo las nuevas herramientas y facilidades suministradas, algo que no ocurre con frecuencia. Sin embargo, el creador también reconoce que el reto de hacer que Snap sea lo más amigable y divertido posible radica en la capacidad de transformarlo y reinventarlo para satisfacer las necesidades de cada persona que quiera aprender.

*Stuart Lamour, ingeniero de Experiencia de Usuario de Moodlerooms