Por: Nicolás Pena

Hudson, NC, Estados Unidos

Mediante el uso de una plataforma digital como Moodlerooms, en el Caldwell Community College & Technical Institute (CCC&TI) se han complementado y ampliado los programas educativos más allá de las clases diarias presenciales, lo cual ha aumentado también el impacto de la universidad en la comunidad de la que forma parte.

Los programas ofrecidos por esta universidad que sirve a los condados de Caldwell y Watauga en Carolina del Norte, Estados Unidos, incluyen cursos presenciales diarios y nocturnos, además de cursos virtuales y varios cursos híbridos que aprovechan los dos ambientes para complementar sus actividades de enseñanza.

Kristy_HarrisonUn porcentaje importante de sus estudiantes son adultos, para quienes el aprendizaje a distancia y los cursos nocturnos son de gran ayuda porque les permiten trabajar durante el día. “El e-learning les ayuda a los estudiantes que trabajan tiempo completo o que tienen otros compromisos pero al mismo tiempo tratan de continuar con su educación. Pueden acceder a cursos que les ofrecen flexibilidad al momento de escoger cuándo y dónde aprender y trabajar en sus estudios”, dijo Kristin Harrison, la directora de Aprendizaje a Distancia de la universidad.

Con el fin de garantizar que los adultos que no están familiarizados con el aprendizaje virtual puedan beneficiarse lo más posible de estas herramientas, el instituto se ha comprometido a realizar jornadas de capacitación en Moodle con su personal y con los estudiantes, y además ofrece soporte en el campus y asistencia remota las 24 horas del día.

El aliado del profesor

Caldwell ofrece más de cien cursos, incluyendo programas técnicos, programas de pregrado y educación para adultos y para personas que quieren cambiar de universidad. En cada uno de estos escenarios son los directivos y los jefes de los departamentos quienes deciden cuáles cursos deben ser presenciales y cuáles pueden ser virtuales o híbridos. Sin embargo, Harrison reconoce que la plataforma está siendo usada por el cuerpo docente incluso para cursos totalmente presenciales, por las múltiples ventajas que ofrece. Los docentes la utilizan para comunicarse de manera rápida y efectiva con los estudiantes, para publicar y difundir notas y como una ayuda de aprendizaje adicional.

El e-learning les ayuda a los estudiantes que trabajan tiempo completo o que tienen otros compromisos pero al mismo tiempo tratan de continuar con su educación

Con respecto a los cursos que usan Moodlerooms, el Departamento de Aprendizaje a Distancia ha recibido retroalimentación altamente positiva del profesorado, que señala ejemplos como el de los foros avanzados y la posibilidad de crear y editar exámenes y acceder a todas las herramientas que se necesitan desde la página principal. Adicionalmente, la asistencia técnica que se recibe como respuesta a sus dudas y preguntas, y para satisfacer sus necesidades, es excelente. “Se dedican a prestarle al cliente un buen servicio, y cuando se presenta un problema con los cursos y se necesita la ayuda de los técnicos de Moodlerooms, el tiempo de respuesta generalmente es de 24 horas o menos”, agregó Harrison.

La Directora de Aprendizaje a Distancia siempre está en la búsqueda de nuevos desarrollos y tecnologías que apoyen el uso del e-learning en las clases de la universidad. Actualmente, por ejemplo, está enfocando sus esfuerzos en el desarrollo de un nuevo curso de capacitación para que los docentes se entrenen en Moodlerooms, lo que demuestra que el aprendizaje virtual se ha convertido en piedra angular de las actividades educativas de la CCC&TI.

*Kristin Harrison, Directora de Aprendizaje a Distancia, Caldwell Community College & Technical Institute.