Por: Catalina Sánchez

Leeds, Inglaterra. 

Lewis Carr, CEO de AdaptiVLE y colaborador para Moodle y Blackboard, es un geek de la tecnología con más de 12 años de experiencia en el diseño de plataformas virtuales. Empresas y planteles educativos llegan a él para que, mediante el desarrollo web, transforme sus deseos en realidad.

Su pasión por la tecnología empezó cuando era un joven estudiante de graficación de computadores en 1998. Luego, fue incursionando en el diseño de páginas web, y en las tecnologías de código abierto. Poco a poco se fue trasladando al sector de la educación, donde se familiarizó con Moodle y con Blackboard y así su interés por el desarrollo de sistemas E-Learning se disparó. Trabajó varios años como ingeniero de soluciones para Blackboard, fue responsable de apoyar en aspectos técnicos y de consultoría a la plataforma Moodlerooms, ayudando a abrir el mercado en el Reino Unido y a atraer nuevos clientes y usuarios.

Actualmente, Lewis es el fundador y CEO de AdaptiVLE; también trabaja con planteles educativos para diseminar masivamente el conocimiento a través de plataformas virtuales de aprendizaje y tiene un blog en donde se encarga justamente de mostrar su trabajo, con el objetivo de inspirar a otros para que se atrevan a proponer enfoques innovadores. E-Learn Magazine habló con él para que nos contara a profundidad sobre sus métodos, reflexiones y nuevos proyectos.

E-Learn Magazine: ¿Cómo ha logrado que Moodle sea más innovador?

Lewis Carr: Hacer Moodle más atractivo se trata de engagment. El punto de partida es conocer a la audiencia, saber qué es lo que quieren los estudiantes (si es modernidad, dinamismo, diversión). Si quieres que ellos estén conectados, tienen que disfrutar la herramienta y DESEAR utilizarla. El primer paso es hacer que la plataforma se vea bien. Es como la portada de un libro. Esa capta tu atención para leerlo y con buena suerte, si el contenido es bueno, pues vas a quedar enganchado.

E.L.M: Los estudiantes son diferentes. ¿Cómo satisfacer el gusto de todos al mismo tiempo?

L.C: Por lo general, estudio las Web Trends del momento; y miro lo que la gente ya está haciendo para inspirarme. No obstante, a veces creo que es fundamental tomar el riesgo, y seguir la corazonada con respecto a tus propios parámetros de creatividad. Ahí es cuando el resultado es maravilloso. Digamos que creo más en ser Trend setter que ‘seguidor’. Es una combinación de ver cómo trabajan los demás pero también saber cómo lo haría yo, y arriesgarme. Nunca vas a saber si funciona a menos que lo pruebes. Hay que hacer algo diferente, salirse del envase.

E.L.M: Háblenos de su experiencia diseñando temas para Moodle.

L.C: A menudo la gente viene a mí porque quieren resolver un problema específico. Soy bueno resolviendo problemas. Muchos de los diseños que realizo son acordes a lo que el cliente me dice que les gusta de Moodle con la excepción de que algunas veces no “hace aquello o sería mejor si hiciera tal cosa”. Entonces, realizo un sketch y encuentro la solución. Cuando estás haciendo algo para una compañía es diferente a trabajar para un plantel educativo. En el segundo caso, estás creando un producto para los estudiantes, mientras que al hacerlo para una corporación trabajas realmente basándote en su visión. Entonces a veces hay que ponerse de parte del dueño/a y trabajar sobre sus ideas pero también hay que comunicarles cuándo se están equivocando. Los clientes vienen a mí porque confían en mi experiencia de 12 años.

E.L.M: ¿Qué corporaciones han venido a buscarlo?

L.C: Trabajo con diversos sectores. Desde el agricultor y control de plagas, hasta el sector de la salud y la hospitalidad. También tengo clientes que trabajan por el bienestar de los animales, compañías de cuidado de la piel, escuelas y universidades.

E.L.M: ¿Cómo ha sido su respuesta?

L.C: Maravillosa. Cada vez más empresas están aprendiendo usando Moodle. A diferencia de las universidades, que llevan ya muchos años utilizando la plataforma, la mayoría de las compañías son nuevas en ‘este campo’. Y además de sorprenderse con los resultados, también llegan a otro nivel. Vuelven a mí para que desarrollemos mecanismos de e-commerce, aplicaciones, entre otros servicios. Le sacan el máximo provecho.

E.L.M: ¿Por qué es importante el E-Learning actualmente?

L.C: Dos cosas. La primera: flexibilidad. La posibilidad de estudiar desde cualquier sitio y a cualquier hora. Estamos escogiendo todo el tiempo cuándo queremos leer un artículo o consumir algún producto. Es parte de nuestra cultura ‘en demanda’ y es importante que el aprendizaje esté al mismo nivel de consumo que otro tipo de contenidos. La segunda: tenemos más estudiantes, pero menos profesores, menos espacios y recursos. La tecnología te permite construir clases sin paredes. El E-Learning es ir más allá del salón de clases, que era algo imposible hasta ahora. En cuanto al lado corporativo, estas herramientas les dan a los empleados la oportunidad de aumentar sus habilidades, adicional a la experiencia que adquieren en su trabajo. Deciden, dependiendo de su tiempo, familias y horarios de trabajo, cuándo capacitarse para mejorar su eficiencia y productividad.

La gente viene a mí porque quieren resolver un problema específico. Soy bueno resolviendo problemas.

E.L.M: ¿Cómo generar más impacto con estas plataformas de E-Learning?

L.C: Necesitamos demostrar que funciona. Más casos de uso que prueben su efectividad. Tienen que verlo en ejemplos, como en videos de Youtube, y hablar con esas fuentes, ver el éxito de otras compañías. Cada empresa que haya aplicado el sistema debería difundir el mensaje.

E.L.M: Hablando de videos en Youtube. Usted tiene un blog en el que precisamente muestra su trabajo. Háblenos un poco más sobre esto

L.C: Empezó en 2009. Trabajaba en una institución de educación superior y estábamos haciendo cosas interesantes con Moodle. Queríamos compartir todo lo que estábamos construyendo. Fue exitoso porque hicimos cosas que los estudiantes querían: ganaban puntos por tareas que completaban y había dinamismo, entre otras cosas. La gente de la escuela y de otras partes del mundo empezó a seguirnos. Es agradable devolver conocimiento a la comunidad. La gente piensa en retribuciones económicas, pero también nos gustan las historias, la curiosidad, escuchar lo que la gente tiene para decir. Comunicar qué funcionó y qué no, con la intención de ayudar a otros.

E.L.M: ¿Qué sigue?

L.C: Sigo trabajando con Moodle, especialmente en móviles. Eso es vital para que los estudiantes puedan seguir aprendiendo aún si están offline. Hemos hecho mejorías interesantes en cuanto al diseño en los dispositivos móviles. Adicionalmente, también estamos trabajando en el desarrollo de un mejor contenido, que es lo más importante. Puedes tener una plataforma increíble pero si el contenido no es bueno, no sirve. Es indispensable contar con mucha información, que contribuyan a los fantásticos cursos. Estamos buscando ese balance.

E.L.M: ¿Y el contenido, quién lo provee?

L.C: El cliente, porque es el que se especializa en ese contenido. Pero, por lo general, el cliente viene a nosotros con información compleja, extensa. El estudiante necesita aprender todo eso y lo que nosotros hacemos es crear animaciones, interacciones, actividades para que aprendan lo que tengan que aprender pero con mucho menos texto. Necesitamos hacer algo que inspire a los estudiantes en su proceso de aprendizaje, algo que los motive.

E.L.M: Capturar la atención de los estudiantes en el móvil debe ser aún más complejo con tantas distracciones…

L.C: Sí, precisamente por eso, para desarrollos de aprendizaje móvil, mi equipo toma una aproximación distinta. Son tareas ejecutables más rápidas, interactivas, información concisa, resumida. No es solo diseñar un espacio en el que el contenido quepa en la pantalla del teléfono móvil sino que también hay que intervenir la cantidad de contenido correcto para no perder su interés ni engagement.

E.L.M: ¿Qué es lo mejor de su trabajo?

L.C: Lo más emocionante de este sector es que cada día es diferente. Siempre hay nueva tecnología saliendo, así como E-Learning trends, y lo bueno de hacer parte de una industria que esté constantemente cambiando es que la tecnología nos permite a todos tener impacto, tener una voz; ahora puedes subir todo a un blog y hacer que la gente vea y comparta tu experiencia. Hay que difundir los mensajes, salir a decirles a los nuevos aprendices que pueden aprender de otras formas y generar impacto. La evolución es constante.

*Lewis Carr, CEO y Fundador de AdaptiVLE.