Por: Manuel Rivera León

Manila, Filipinas

La Philippine Women’s University (PWU), una de las universidades más antiguas y con mayor trayectoria en Filipinas, fue fundada en 1919 con el objetivo de preparar a las mujeres para que ellas se pudieran incorporar a la vida pública, de esta manera le estarían brindando a las mujeres la posibilidad de participar en la sociedad civil. Actualmente la universidad ya no es exclusiva para mujeres, sin embargo, por la historia que la sustenta se ha optado por mantener el nombre. Asimismo, la Philippine Women’s University sobresale por ser la primera universidad privada en Filipinas y por ser la primera universidad fundada por asiáticos.

El camino hacia la educación virtual (e-learning)

Para hablar de educación virtual en Filipinas es imprescindible tener en cuenta los siguientes tres hechos:

  1. Por su posición geográfica, el país se encuentra propenso a desastres naturales, tales como inundaciones, huracanes, etc.
  2. La conectividad a internet suele ser lenta.
  3. El gobierno es quien regula las políticas de educación virtual.

Teniendo en cuenta lo anterior y siendo muy conscientes hacia donde evoluciona la educación, la PWU desde 1992 empezó a implementar estrategias de educación virtual que favorecieran a los estudiantes, por ejemplo, en temas de movilización, entonces en esa época la educación a distancia era tratada por correspondencia. Por otra parte, hasta 2014 el gobierno filipino empezó a ejecutar las políticas de educación virtual, que en el caso de la PWU se focalizaron en el desarrollo de estrategias de blended-learning. Esto último es apoyado con las soluciones proveídas por Moodlerooms.

Educación virtual para todas las edades

El campus de la PWU inicia desde el Kinder garden, esto sugiere que la universidad ofrece educación para los niveles primaria, secundaria y terciaria (esta última conocida como educación universitaria). No obstante, vale la pena aclarar que la inmersión en educación virtual inicia a los 9 años, antes solamente se hace formación asistida en temas informáticos. Siendo así, y tal como lo aseguró el presidente de la PWU, Doctor Francisco Benitez “queremos que el e-learning sea omnipresente en toda la vida de los estudiantes”. Así, los alumnos a medida que van avanzando en su formación académica van trabajando con herramientas tecnológicas más sofisticadas.

Por otra parte y gracias al trabajo que se espera realizar junto a Moodlerooms, el modelo educativo de la PWU pondera la colaboración y la interactividad como pilares en los procesos académicos. Es por esto que la universidad es consciente del trabajo de entrenamiento que debe hacer con los profesores y con los estudiantes pues más allá de entregarles tecnología les debe entregar formación pedagógica en el uso de herramientas como el LMS, las videoconferencias, los chatrooms, etc. Una manera de comprobar la efectividad de todas estas iniciativas, que tanto en el alumnado como en la comunidad docente ha tenido una buena acogida, es a través de la evaluación, en donde se pueda evidenciar qué lugar ha tomado la tecnología en el aprendizaje.

Para la PWU se está abriendo un camino lleno de posibilidades en el mundo de la virtualidad, actualmente hay aproximadamente 1200 estudiantes (de todos los niveles) trabajando con virtualidad y en un corto lapso tienen como expectativa duplicar esta cifra. A pesar de que por directiva del gobierno el e-learning debe ser un complemento de la educación, la PWU está asumiendo retos importantes en su región, como es el hecho de cambiar el rol de los profesores, quienes empiezan a ser percibidos como facilitadores del aprendizaje o que los estudiantes desarrollen destrezas desde edades tempranas  que les sirvan para toda su vida y para su éxito profesional en el futuro.

*Doctor Francisco Benitez, Presidente de la Philippine Women’s University (PWU)