Por: Manuel Rivera León

Trenton, NJ, Estados Unidos

Miembros del Thomas Edison State Collage en Nueva Jersey (EE.UU.) hablaron con E-learn Magazine sobre las estrategias que han utilizado para fomentar el correcto uso de la tecnología como herramienta para el aprendizaje a través de su LMS.

El Thomas Edison State Collage (TESC) se fundó en 1972 y actualmente está enfocando sus esfuerzos de educación virtual hacia la población adulta, así lo contaron los miembros de la institución August “Chip” Stoll, Director de Gestión de los Sistemas de Información de MIS, y Matthew Cooper, Provost Asociado del Centro para el Aprendizaje y Tecnología, sus estudiantes están en una edad promedio entre los 30 y 35 años.

Desde el 2013, el TESC trasladó los diferentes cursos de su currículum a las soluciones proveídas por Moodlerooms y comenzaron a incorporar plugins y herramientas como: GoogleApps, GoogleHighlights, Perception de QuestionMark, CampusPack y Kaltura. Con esto el TESC logró nivelar la educación presencial y en línea para un sector de la población que, según ellos, cada día demanda mayor y mejor tecnología.

Como su objetivo es desarrollar los cursos de manera centralizada, la unidad de Gestión de los Sistemas de Información es la que se encarga de desarrollar los cursos para todas las diferentes facultades dentro del instituto y esto les permite tener una experiencia de aprendizaje totalmente consistente, así neutralizan la curva de aprendizaje para que todos los estudiantes tengan la misma oportunidad.

Ahora bien, los cursos que imparten se caracterizan por utilizar diferentes herramientas con el fin de ofrecer mejores contenidos que apoyen un aprendizaje exitoso. De esta forma, cada curso es desarrollado por un equipo de proyectos el cual incluye actores de diferentes áreas como el desarrollador de evaluaciones, un tecnólogo instructor, los creadores de estudio y el experto de la materia, o sea el profesor, quien determina las bases mínimas de debe incluir el proyecto, “sentimos que este acercamiento de equipo nos hace totalmente únicos para poder brindar una experiencia de aprendizaje virtual mucho más consistente”, concluyó el equipo entrevistado.

Por otra parte, la clave para que un curso sea exitoso es el ‘mapeo’ del currículum, ya que como primer punto se deben tener en cuenta los objetivos del curso, los cuales deben estar alineados a lo largo del desarrollo del mismo, sobre todo porque es importante que el estudiante sepa en qué va a ser evaluado. Otra de las claves es la generación de un contenido participativo que, según ellos, invita a que exista una colaboración en la clase: entre los estudiantes mismos y con sus mentores, “que la tecnología asegure esa participación. Que haya simulaciones, que se generen proyectos especiales, que incluyan la creación de videos […] Eso mantiene al estudiante apasionado y siempre participativo”.

Apoyo en el Learning Analytics

Un punto clave para el TESC y uno de sus grandes diferenciadores es la recolección de datos sobre los estudiantes que les permite no solo medir su desempeño sino identificar aquellos que estén con dificultades prematuramente y ayudarlos. “Moodlerooms nos ofrece una herramienta que nos permite recolectar y analizar muchos datos a lo largo y ancho del curso en términos de la evaluación del estudiante y de su asistencia”.

Una de las próximas metas del TESC es poder ampliar el despliegue del OutComeSystem en todos los cursos para mejorar el uso del Learning Analytics. Además mejorar la sincronización de video para lograr hacer tableros de discusiones y foros que permitan aumentar la interacción de los estudiantes.

*August “Chip” Stoll, Director de Gestión de los Sistemas de Información de MIS, y Matthew Cooper, Provost Asociado del Centro para el Aprendizaje y Tecnología

Foto: Alejandra Franco