Por: Manuel Rivera León

Bogotá, Colombia

Bayer, una de las empresas más importantes, sólidas y reconocidas de la industria farmacéutica encontró en el e-learning un recurso extraordinario para mejorar sus procesos de capacitación y entrenamiento para su fuerza de ventas, especialmente, visitadores médicos y gerentes de distrito.

Hace aproximadamente siete años nació Pharmaestro, la plataforma a través de la cual la fuerza de ventas de Bayer hace su entrenamiento, a partir de ese momento esta compañía ha evolucionado hasta convertirse en un modelo regional de capacitación exitosa.

De esta manera, desde que Bayer empezó a trabajar de la mano con Nivel Siete, se detectaron tres momentos en la implementación de la solución e-learning:

El antes

Bayer tenía la necesidad de entrenar a su fuerza de ventas, quienes en su mayoría son profesionales ajenos a la industria de la salud. Así, el reto era desarrollarles la capacidad de entender los productos farmacéuticos, patologías y, en general, poderse comunicar con un médico sin sentirse desorientado. Antes de la implementación de una solución e-learning pasaba lo siguiente:

* Los cursos de capacitación eran muy largos y tediosos.

* Como los visitadores médicos se encontraban presentes en todo el territorio nacional, se necesitaba de cinco a seis semanas para traerlos a Bogotá, esto significaba gastos de alimentación, viajes y hospedaje.

* Durante esas cinco semanas se enseñaban los mismos contenidos, esto resultaba desgastante física y mentalmente para el capacitador.

Adicionalmente, antes de conocer a Moodlerooms, Bayer tenía una simulación de herramienta e-learning que funcionaba en la intranet y estaba diseñada como una biblioteca virtual en la cual solo se podía revisar contenidos. Otro inconveniente que se presentaba era que los materiales de estudio se enviaban a través de correo electrónico, esto causaba molestias en general pues muchas veces los correos no llegaban y era muy difícil tener un control.

El durante

En Bayer estaban buscando un proveedor de herramientas multimedia y fue así que encontraron a Nivel Siete. Luego de algunas reuniones conocieron cómo funcionaba la implementación de una plataforma LMS, la cual podían personalizar gráficamente para que fuera más llamativa, podían tener control de notas, hacer evaluaciones, montar contenidos interactivos, incorporar foros y chats para mantener una comunicación más fluida, etc.

Siendo así, decidieron continuar con el proceso en el cual:

* Se capacitaron en Moodle.

* Desarrollaron su capacidad en e-learning, montando y realizando los cursos.

* Adquirieron soporte 24/7.

* El proceso de implementación de la plataforma fue muy rápido.

El después

Con la puesta en marcha de la plataforma los beneficios adquiridos han sido totalmente gratificantes, ahora:

* Se montan los contenidos con antelación para que la fuerza de ventas se prepare.

* Se programan evaluaciones y se hace seguimiento de ingresos.

* La comunicación con el grupo de interés impactado es mucho más personalizada.

* Se programan teleconferencias para resolver dudas e inquietudes.

* El ahorro de costos ha sido altísimo. * Gracias a la virtualidad las posibilidades de estudio son más amplias.

* Cada quien estudia a su ritmo y en el tiempo que lo desee, ya no están sujetos a la explicación presencial.

* Pueden entrenarse incluso minutos antes de entrar a la visita con el médico, los contenidos son responsive.

Hoy en día, la plataforma ya se encuentra completamente institucionalizada, la fuerza de ventas sabe que allí encontrará lo que necesita saber para desempeñar su trabajo. Por lo tanto, se puede afirmar que en Bayer cambiaron la forma de entrenar a sus colaboradores y la forma en la que estos perciben las capacitaciones. El impacto ha sido tan positivo que las otras unidades de negocio de la compañía, como consumo o salud animal, han empezado a implementar estrategias e-learning para alcanzar sus propios objetivos.

* Rafael Vargas, Médico y Licenciado en Ciencias de la Educación con especialidad en Biología y Química.

Foto: Victoria Holguin