Por: Manuel Rivera León

Bogotá, Colombia

Hace algo más de seis años la Compañía Colombiana Automotriz – Mazda encontró en el entrenamiento virtual un valioso recurso orientado al desarrollo de las competencias laborales de los funcionarios de la red de concesionarios; especialmente para personal técnico, asesores de servicio, repuestos y asesores comerciales.

 La gestión del talento,  una clave en la satisfacción del cliente

En la búsqueda continua y permanente de la generación de valor a sus productos, la Compañía Colombiana Automotriz – Mazda implementó hace más de 30 años procesos de entrenamiento y capacitación orientados al mejoramiento de la prestación de servicios de venta y posventa.  Así, la gestión del talento en toda la organización ha sido una pieza fundamental en la consecución de resultados continuos en los indicadores de satisfacción del cliente y en los beneficios económicos de toda la organización.

 El Departamento de Entrenamiento de Mazda ha desarrollado un amplio programa de entrenamiento presencial orientado a todos los perfiles del concesionario; sin embargo, los costos y la cobertura limitada de esta modalidad los animó a explorar la modalidad del entrenamiento virtual. Según afirma Jairo Giraldo, Jefe de Entrenamiento, “consideramos que hemos alcanzado un justo equilibrio entre los dos tipos de enseñanza, al punto que tanto cursos presenciales como virtuales se complementan y contribuyen a mejorar las competencias laborales de los funcionarios de la red de concesionarios”.

 Por otra parte, es conocido que algunos perfiles se ajustan más al entrenamiento virtual que otros, aun así Mazda logró que el perfil del técnico se ajustara con comodidad,  responsabilidad y compromiso a cursos virtuales que inicialmente eran impartidos en la modalidad presencial. Igualmente, existen otros perfiles más orientados a la modalidad virtual (Asesores de Servicio, Repuestos y Ventas)  quienes reciben cursos de conocimiento de producto, técnicas de ventas, tecnologías de punta Mazda, entre otros.

 Vale la pena resaltar que todos y cada uno de los cursos hacen parte del pensum académico que debe cursar cada funcionario para certificarse en alguno de los niveles en los cuales está clasificado el programa de certificación por competencias que se diseñó en el Departamento de Entrenamiento para la red de concesionarios.

 Desarrollando la capacidad en e-learning

 “Cuando se afrontan desafíos y se pretende romper paradigmas,  el inicio siempre será incierto y lleno de obstáculos.  En nuestro caso, nos asesoramos bien desde el primer día y la incursión en las nuevas modalidades de entrenamiento fue tranquila y amable. Las soluciones propuestas por los ingenieros de Moodlerooms (previamente Nivel Siete) contribuyeron a sortear tropiezos de manera ágil y oportuna, de tal manera que el tránsito de la presencialidad a la virtualidad no generó traumatismos en nuestros profesores ni en los estudiantes virtuales, cuya mayoría apenas se iniciaba en el mundo online” enfatiza Jairo Giraldo.

 Hoy Mazda cuenta con un programa de entrenamiento virtual sólido con cerca de 1400 estudiantes matriculados, quienes no solo aprovechan la página virtual para estudiar sino para mantenerse actualizados sobre noticias, manuales de venta, fichas técnicas de los vehículos, manuales de propietario, boletines, videos de técnicas de conducción, etc.

 Resulta meritorio mencionar que todos los contenidos, el diseño instruccional y pedagógico y la administración de la plataforma virtual han sido desarrollados en casa por los mismos instructores del entrenamiento presencial,  con ayuda de diseñadores gráficos. También es gratificante destacar que el grado de compromiso y responsabilidad de los estudiantes y sus gerentes tutores ha permitido alcanzar indicadores de cumplimento del 85%,  cifra muy significativa si tenemos en cuenta que el entrenamiento es gratuito. Así, Mazda ha logrado implementar una cultura organizacional que gira en torno a la autodisciplina y en donde los colaboradores han encontrado en el entrenamiento una herramienta fundamental para el mejoramiento de sus competencias y el crecimiento personal.

 Finalmente, se puede afirmar que el modelo de entrenamiento, formación y capacitación de Mazda es el resultado de un trabajo largo, constante e innovador. A pesar de que el grueso de las capacitaciones se concentra en la modalidad presencial, es un hecho que la virtualidad se ha convertido en el complemento ideal, recordando los principales beneficios que trae consigo como la masificación del entrenamiento la disminución de costos y la alta disponibilidad de los contenidos, en cualquier momento y desde cualquier lugar.

*Jairo Giraldo Londoño, Jefe de Entrenamiento de Compañía Colombiana Automotriz – Mazda.


La Compañía Colombiana Automotriz – MAZDA pertenece al sector automotriz y en el caso de Colombia se dedica a la distribución de automóviles.

Una Respuesta