Por: Manuel Rivera León

Bogotá, Colombia

En agosto de 2014, el Ministerio de las Tecnologías, Información y Comunicaciones (MinTIC) adjudicó a la Universidad de Los Andes la realización de un proyecto de educación virtual enfocado en la creación y el desarrollo de videojuegos, al que se llamó Jump Camp, y que estuvo dirigido a personas de todo el territorio colombiano con habilidades, aptitudes o interés en la creación de videojuegos.

Para llevar a cabo este proyecto, la Universidad de Los Andes se apoyó en la plataforma Moodle con el fin de gestionar temas de comunicación y soporte de material y contenido. Durante la convocatoria se presentaron 5.000 personas de las cuales fueron seleccionadas 1.800. Para el final del curso, 542 concluyeron con los requisitos para obtener la certificación. El curso tuvo una duración de 4 meses (agosto a diciembre).

Siendo así, la dinámica del proyecto estuvo dividida en dos fases:

Fase I

Todos los encuentros se realizaron por teleconferencias que fueron emitidas desde la Universidad de Los Andes. El curso estaba dividido en 3 niveles (básico, intermedio y avanzado) y las personas seleccionadas tomaron las clases según su nivel de conocimiento. Cabe aclarar que se contó con el apoyo de los ViveLabs, espacios creados por el MinTIC, distribuidos en toda Colombia y equipados para la producción de contenidos digitales; allí las personas que asistieron tuvieron las herramientas para la creación de sus proyectos.

Para concluir satisfactoriamente el curso los participantes debieron culminar 80% de las clases y cumplir con los requerimientos necesarios para cada nivel. En el caso del nivel intermedio y del avanzado, debían presentar 1 y 3 videojuegos, respectivamente, además de tareas y lecturas adicionales.

Apoyando lo anterior, parte del programa fue motivar a las personas a concluir el curso, razón por la que lanzaron un concurso donde los estudiantes tenían que, a través de un documento, describir un videojuego que quisieran realizar. Al final hubo 10 ganadores, quienes recibieron entrenamiento adicional y fueron llevados al congreso más importante en desarrollo de videojuegos: el Game Developers Conference, en San Francisco.

Fase II

El reto ahora es ofrecer el curso en modalidad MOOC, disponible y abierto para todos aquellos que lo quieran tomar. El curso quedará en la plataforma Moodle y se mantendrán canales de comunicación con los tutores. La idea primordial de esta segunda fase es motivar a las personas a concluir el curso en esta modalidad; además, es un espacio pionero en Colombia que, sin duda, va enriquecer las experiencias de aprendizaje de todos aquellos apasionados por los videojuegos.

Finalmente, tomar la batuta de este tipo de iniciativas resultó para la Universidad de Los Andes una gran oportunidad para dar visibilidad a la industria de los videojuegos, así como para dinamizarla. Es importante el desarrollo de este tipo de proyectos porque están generando crecimiento en industrias poco exploradas en el país. Cada vez hay más personas interesadas en sumergirse en la creación y el desarrollo de videojuegos e iniciativas como la de la Universidad de los Andes es el inicio de proyectos grandes y ambiciosos en un futuro cercano.

En la fotografía de izquierda a derecha:

*Pablo Figueroa, profesor asociado, Universidad de Los Andes / Óscar Ramírez, desarrollador de videojuegos

Foto por: Victoria Holguín