Por: Manuel Rivera León

Bogotá, Colombia

Entender cómo se organizan los departamentos, unidades y equipos que trabajan en capacitación y entrenamiento corporativo, fue uno de los frentes que se trabajó en el marco de la encuesta “Estado del ecosistema de aprendizaje y desempeño en su organización”. A continuación profundizamos sobre el tema: 

Teniendo en cuenta que el 75.8% de las organizaciones encuestadas contestó que el departamento de capacitación, formación y entrenamiento pertenece al área de Recursos Humanos o de Talento Humano se hace relevante destacar que dichas áreas están estructurando departamentos focalizados en su totalidad a la gestión del talento, es decir, equipos de trabajo concentrados en producir estrategias, tácticas y acciones en pro del desarrollo de los miembros de las organizaciones. También, se resalta la conciencia organizacional que afirma que el capital humano de una compañía es la clave para alcanzar la excelencia organizacional.

Por otra parte, los equipos de trabajo dedicados a la formación, capacitación y entrenamiento; están, en su mayoría, integrados por profesionales interdisciplinares, esto en respuesta a que cada vez se necesita de un equipo más robusto y de una división de tareas más específica. Sin embargo, un punto de influencia importante en la formación de un grupo de trabajo es el tamaño de la empresa y la cantidad de recursos que esta designe para tal función.

Siendo así,  del tamaño de la empresa depende el número de personas que trabajan en proveer  servicios o soluciones de entrenamiento, formación y capacitación. Esta afirmación indica, que las empresas grandes son las que mayores recursos designan a la formación de sus equipos de trabajo, pues precisamente, el reto es mayor ya que se necesita una alineación más compleja entre los trabajadores y las competencias con las que deben cumplir para los cargos que desempeñan.  Asimismo, esta situación se transpola a las medianas y pequeñas empresas quienes ajustan sus recursos según lo consideren efectivo.

Es importante clarificar que las áreas de Recursos Humanos/Talento Humano, en el caso latinoamericano están en evolución y se están ajustando a los modelos empresariales globales. Este proceso implica una transformación de la cultura organizacional, una apropiación de nuevos procesos y en general retos comunicativos que pretendan alcanzar la institucionalización de las nuevas prácticas.

Otro punto destacable, es que día tras día algunas organizaciones deciden descentralizar los procedimientos de formación, capacitación y entrenamiento y los encargan a áreas más especializadas. Según los resultados de la encuesta el 24.19% de las organizaciones encuestadas designa estos procesos a las áreas comerciales y de mercadeo, en este caso, suele suceder que el grueso de la formación corporativa de centra en temas específicos del área como la capacitación en conocimiento de producto, fuerza de ventas, etc.

Este tipo de descentralización en temas de formación, inevitablemente,  conlleva una reflexión, ¿es mejor que cada área tenga un departamento que se encargue de la capacitación de su equipo de trabajo, en sus temas específicos? o ¿dentro del plan estratégico corporativo de cada organización debe estructurarse el área de Recursos Humanos/Talento Humano de tal forma que tenga la capacidad de cubrir toda la demanda de formación?.
Siempre es bueno recordar que las organizaciones son un ser viviente que crece y se desarrolla y junto con ella deben crecer y desarrollarse las personas que hacen posible el funcionamiento de la organización.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.