Por: Manuel Rivera León

Bogotá, Colombia

G-Learning o Game Learning se define como la tendencia de utilizar juegos para mejorar procesos académicos o de capacitación y entrenamiento en organizaciones educativas o corporativas. Esta forma de enseñar ha estado rompiendo con los esquemas tradicionales de enseñanza y de aprendizaje y se ha adaptado a todas aquellas iniciativas tecnológicas con fines pedagógicos.

Existe el mito que aprender a través de juegos es cuestión de niños, lo cual resulta completamente falso puesto que se ha demostrado que los adultos desarrollan mejores capacidades creativas y competitivas cuando se encuentran inmersos en un ambiente de juego. Del mismo modo, aplicar esta tendencia en ambientes organizacionales debe tener un estudio previo que diagnostique qué tan efectiva puede resultar una estrategia G-learning, pues a pesar de que es una forma más didáctica de aprender se debe pensar en cómo adaptar los contenidos que se quieren transmitir en forma de juego.

Ahora bien, uno de los beneficios más destacados es la posibilidad de practicar mientras se aprende, en ocasiones, el aprendizaje solo se queda en ver videos, hacer lecturas y contestar evaluaciones, en cambio, con la aplicación de esta tendencia se está permitiendo a los estudiantes o al personal a capacitar poner en práctica los conocimientos adquiridos o incluso simular situaciones donde puedan exhibir lo aprendido.

Cabe añadir, que para tener éxito en una iniciativa de G-Learning es necesario hacer un estudio riguroso de las necesidades de aprendizaje del público objetivo, contar con un experto en el diseño de juegos, estructurar un programa coherente que responda a un currículum de estudios. Este modo de aprendizaje está en constante estudio, en permanentes cambios y actualizaciones.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.