Por: Manuel Rivera León

Bogotá, Colombia

El diseño instruccional es entendido como un modelo y un proceso que se apoya en teorías instruccionales y en teorías de aprendizaje para alcanzar objetivos de enseñanza y de aprendizaje.

En el caso de la educación virtual, este proceso debe crear ambientes de enseñanza y aprendizaje colaborativos que sean altamente efectivos. Debe tener el material y los contenidos suficientes para que los estudiantes puedan adquirir las competencias y puedan desarrollar, a su vez, las capacidades que se requieren. Siendo así, el diseño instruccional debe garantizar el desarrollo, la implementación, la evaluación y el mantenimiento de dinámicas educativas y mecanismos de enseñanza y aprendizaje que faciliten los procesos de adquisición del conocimiento sin importar la densidad y la cantidad de éste.

Para la planificación de una sólida estrategia de diseño instruccional, es indispensable plantear objetivos y metas y posterior a esto diseñar una metodología de trabajo que este alineada al desarrollo de contenidos efectivos, sobre todo en el caso de cursos e-learning. En este mismo sentido, entender las necesidades de aprendizaje de los estudiantes es fundamental, pues es a partir de estas que se debe generar el mapa de ruta de los contenidos a enseñar. Además, conociendo de antemano las necesidades de aprendizaje se puede generar de manera más efectiva tácticas que se reflejen en la construcción de un contenido mucho más preciso para mitigar dichas necesidades.

Finalmente, en la planificación siempre contéstese las siguientes preguntas: ¿qué se de desea alcanzar?, ¿a quién está dirigido?, ¿qué materiales y contenidos voy a usar?, ¿cómo voy a evaluar?, ¿cómo voy a mejorar?, así pues, se puede hablar que las estrategias de diseño instruccional están enmarcadas por 4 etapas que son: el análisis, el diseño, el desarrollo, la implementación y la evaluación.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.