Por: Laureano Díaz

Bogotá, Colombia

Desde el 2000 hemos visto iniciativas que ofrecen cursos gratuitos en la web, pero sin duda alguna el 2012 fue considerado el año de los MOOCs  (sigla en inglés para Cursos Masivos Abiertos en Línea), tras el éxito del curso Artificial Intelligence organizado por Sebastian Thrun, profesor de Stranford University, y Peter Norvig, director de investigación de Google, con alrededor de 160.000 personas inscritas. Esta fue la primera vez en la historia en la que se reunieron tantas personas en un curso.

Para los que han tenido poco contacto, o un contacto lejano con el mundo de la tecnología para la educación, MOOCs puede significar diferentes cosas e influir en decisiones que muchas veces se toman superficialmente. Aquí una lista de lo que si son y lo que no son. Analicemos esta palabra de moda que se suma a Web 2.0, 3.0 y demás elaboraciones que todo el mundo usa sin reflexión alguna.

Reincidiendo en el tema del entendimiento superficial de lo que son o cómo funcionan las cosas, me pareció oportuno dar mi opinión sobre lo que son los MOOCs y lo que no son. Rápidamente:

  • Son software o plataformas especializadas, más avanzadas que un LMS como Moodle: No, por el contrario hay que limitar mucho a Moodle en funcionalidad para ser tan básico como un MOOC, que solo exige cursos masivos con métodos de matriculación sencilla.
  • Entonces un MOOC se puede desplegar en cualquier hosting o servidor local: Tampoco, uno de los puntos críticos del MOOC es mantener el desempeño para un volumen y concurrencia de usuarios alto del orden de más de 10.000 alumnos en un curso hasta cientos de miles. Esto requiere un servicio especializado de computación en la nube y expertos en la materia como Nivel Siete.
  • Es una tecnología innovadora y sofisticada solo para las Ivy League: No. Simplemente es un buzzword (o palabra de moda). Es una herramienta de mercadeo con forma de curso en línea en el que se espera la mayor cantidad de inscritos sin requisitos de matriculación alguno y con un nivel muy bajo o inexistente de interacción con profesores o instructores para mantener los costos muy bajos y fijos. Se apalanca en nombres de instituciones y autoridades en el tema que no proveen más que parte del contenido. El objetivo de negocio es consolidar la oferta en unos pocos con la excusa de la plataforma. ¿Mucho menos romántico no?.
  • Es un tipo de curso más efectivo: No necesariamente. Es un curso masivo. Masivo = Misma experiencia para todos. Es un anzuelo para otras cosas.
  • Es una forma de aprender revolucionaria: No, es la misma forma, un nuevo empaque para la fórmula tradicional de las universidades.
  • Es el mismo formato magistral de cursos masivos de algunas universidades pero con la facilidad de interacción de las herramientas de Internet (nada nuevo) y sin mayores requisitos de matriculación con un costo bajo o nulo: Si, eso es.

En otro capítulo hablaremos de la respuesta de Moodle a los MOOCs.

Por: Laureano Díaz, Socio-Fundador de Nivel Siete

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.