Por: Germán Rojas

Bogotá, Colombia

Moodle es el LMS (Learning Management System) más utilizado en el mundo por su versatilidad, compatibilidad con otros sistemas y su fácil manejo. Es una plataforma open source con una gran comunidad en la que existen foros donde se pueden compartir desde experiencias de uso hasta inquietudes técnicas a la hora de desarrollar o implementar nuevas extensiones.

Se compone de módulos con características y funciones particulares, estos están clasificados de acuerdo a su propósito, como por ejemplo la personalización de diseño de la plataforma, la gestión de algún tipo de contenido o una conexión que permita el intercambio de información con otro sistema.

Cada módulo sigue unos estándares de implementación que facilitan el desarrollo de los mismos, ya que además la plataforma tiene una sólida arquitectura de modelos predefinidos que pueden ser extendidos, permitiendo así que los módulos sean portables de una versión a otra.

Existen varias razones por las que se requiere crear nuevos módulos o extensiones, pero generalmente se asocian a la apropiación de un tema gráfico, a integraciones con sistemas externos o a la singularidad de alguna necesidad, sin salirse por supuesto de los lineamientos de un LMS.

Obviando los procesos técnicos que deben seguirse para la implementación de cualquier módulo, es importante establecer criterios de desarrollo, por ejemplo, para la apropiación de un tema gráfico se requiere todo un análisis de diseño previo para determinar los lineamientos estéticos pertinentes que debe tener la plataforma. Cuando estos están claros y se ha definido la estructura de los elementos, es posible implementar el módulo del tema, en donde se permite además que la plataforma pueda adaptarse a cualquier dispositivo lo cuál depende generalmente del público objetivo.

Las razones que existen para generar extensiones de integración con sistemas externos son principalmente mantener la consistencia de la información y mejorar la usabilidad, es por ello que típicamente las integraciones están orientadas a sincronizaciones con bases de datos desde el CMS (Content Management System) a Moodle, a la automatización de procesos como matriculaciones de usuarios a cursos o a evitar una múltiple autenticación del usuario por cada sistema que utiliza. Sin embargo, existen muchas otras razones por las que es necesario crear este tipo de extensiones, una de ellas va cada vez en aumento por el “boom” de las aplicaciones móviles, donde en algunos casos no basta que a plataforma se adapte estéticamente a cualquier dispositivo si no que además es relevante que pueda enviar datos a una aplicación móvil, como calificaciones, listados de cursos, foros o fechas de entrega entre otros datos que pueden ser relevantes para el usuario, este tipo de extensiones están clasificadas como “servicios web”, los cuales permiten la comunicación entre aplicaciones por medio de protocolos estándar que además utilizan llaves únicas y encriptación para mantener altos estándares de seguridad.

Moodle es una plataforma estable con actualizaciones frecuentes que le permiten un avance continuo de acuerdo a las necesidades y tendencias que van surgiendo diariamente, como buen sistema de información, a nivel administrativo está orientado a simplificar procesos reiterativos para concentrarse en la gestión que para el caso particular es de contenidos de aprendizaje. Moodle sin duda, merece ser siempre una fuerte alternativa a la hora de escoger un buen LMS.

*Germán Rojas Muñoz es Ingeniero Electrónico y líder de desarrollo en Nivel Siete en la oficina de Bogotá y posee amplia experiencia en el desarrollo de aplicaciones móviles.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.