Por: Manuel Rivera León

Bogotá, Colombia

El e-learning entendido como el aprendizaje mediado por la tecnología tiene grandes ventajas y beneficios que se reflejan según el contexto en el que se desarrolle dicha actividad. Por naturaleza, el e-learning tiene como ventaja la cobertura, es propio de esta industria poder abarcar y llegar con conocimiento a todos los rincones del mundo, del mismo modo, tiene una característica esencial que hace del e-learning una plataforma global, es multicultural, esto permite que los aprendices interactúen con personas de todas partes del planeta, lo cual mejorará las experiencias de aprendizaje.

Un beneficio destacable es que el e-learning es inclusivo, logra romper con las barreras de tiempo y espacio y forma individuos más responsables, autónomos y disciplinados. No obstante, para que se logre una conjugación acertada de estos elementos es imprescindible que los espacios virtuales de aprendizaje sean dinámicos e interactivos, que los contenidos se presenten de forma atractiva y que sean multimediales y ricos en objetos virtuales de aprendizaje (OVAs). Incluso el diseño instruccional debe capturar la atención del usuario.

En el caso de Colombia, el crecimiento del e-learning registra una cifra aproximada (a junio del 2013) del 165%*. Sin embargo, resulta desalentador observar que el impacto de la tecnología dentro de las aulas de clase es bajo, pues en las instituciones educativas la tecnología no es un factor transversal a todas las áreas del conocimiento como tendría que ser. Por ende, debería existir un esfuerzo colectivo de país para llevar las tecnologías al aula involucrándolas como una política de innovación educativa.

Por otra parte, el principal reto que tiene la industria del e-learning en el territorio colombiano es ofrecer un servicio integral adaptándose a las necesidades del contexto, es decir, no es lo mismo generar ambientes de aprendizaje virtuales para una universidad prestigiosa en la ciudad que para una escuela en un municipio donde las condiciones del entorno son distintas. Ahora bien, el e-learning debe ser un vehículo que los docentes puedan aprovechar en su máxima expresión, aun en Colombia, hay docentes que ven en los desarrollos tecnológicos una amenaza y no una oportunidad de mejora para sus procesos de enseñanza. Por este motivo, ha surgido una necesidad de generar una cultura digital a través de procesos de sensibilización que pretendan mostrar los beneficios de la tecnología en el aula de clase para que de manera natural los docentes los incorporen.

Asimismo, es de suma importancia fomentar la cultura TIC y el e-learning en los niños de manera natural y no de forma invasiva. Se debe romper el paradigma de que el e-learning es para adultos, por el contrario, se deben hacer esfuerzos para llevar esta modalidad de aprendizaje a los niveles básicos de la educación. Además, es necesario formar a los niños en el uso responsable y apropiado de la tecnología, de esta manera todo lo anterior tendrá un impacto a futuro reflejado en una nueva generación de individuos que encuentran en la tecnología un aliado para optimizar su calidad de vida.

De hecho fomentar e interiorizar una cultura digital apoyada en el e-learning trae consigo un desarrollo integral de los individuos, pues el aprendiz es el protagonista de su proceso de aprendizaje y de esta forma logra identificar cual es su estilo y ritmo de adquirir conocimiento. Adicionalmente, las personas diseñan sus propias estrategias de aprendizaje, regulan su tiempo y fortalecen sus habilidades. En este mismo sentido, el e-learning logra impactar al ser humano pues lo enfrenta a sus propios propósitos, intereses y le posibilita la opción de que elija qué quiere aprender.

En el sector corporativo y de gobierno, Colombia ha desarrollado proyectos notables, vale la pena resaltar que el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) ha gestionado un sólido programa que busca llevar las tecnologías a todos los lugares del territorio nacional. Una vez la infraestructura necesaria esté en óptimas condiciones y el país esté conectado, el reto será para las instituciones educativas que deberán llevar la educación virtual, con contenidos de altísima calidad, a cualquier persona y en cualquier lugar.

*”En Colombia el e-learning está creciendo fuertemente en el sector educativo y empresarial”. 2013. Consultado en: bit.ly/1mfX3X2. El 17 de enero de 2014.

*Joanna Prieto, consultora en educación y comunicación estratégica por más de 7 años. Docente e-learning en la Universidad EAN y amante de las tecnologías web 2.0. Website: joannaprieto.com Twitter: @joannaprieto

Foto: Victoria Holguín

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.