Por: Juan Camilo Páez

Bogotá, Colombia

Cuando arrancamos un proyecto del cual queremos hacer difusión masiva usando herramientas tecnológicas, la primera opción que aparece es internet, pero ¿realmente estamos estructurando nuestros contenidos para acoplarse a los avances tecnológicos en la web?.

Las tecnologías en internet avanzan y cambian constantemente ocasionando que muchos recursos presentes ahí queden obsoletos en muy poco tiempo. Esto ocurre porque las soluciones que se establecen desde un principio no están pensadas para el futuro o en su defecto no siguen los parámetros mínimos para que se puedan actualizar fácilmente.

¿Qué hacer?

Lo primero es detectar los canales de consumo de nuestro publico objetivo, teniendo en cuenta que existen computadores (portátiles y de escritorio), dispositivos móviles (smartphones y tablets) y prontamente dispositivos inteligentes del día a día como relojes, gafas, televisores, etc. Con ellos será posible interactuar con los recursos de la web.

Posteriormente debemos orientar nuestra solución para que sea consumible desde cualquiera de los dispositivos mencionados, utilizando los parámetros de HTML5, CSS3, Javascript y demás. Al final tenemos un paquete de herramientas que interactúan entre si para formar una solución integral adaptada para soportar los cambios que se puedan presentar en el futuro inmediato.

Por: Juan Camilo Páez, Ingeniero Consultor Infraestructura en Nivel Siete

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.