Por: Mateo Amaya

Bogotá, Colombia

En los últimos años, los dispositivos móviles han avanzado a pasos agigantados. Solo en 2011 se vendieron más smartphones que computadoras, sin mencionar siquiera las tablets. Hay quienes ven los dispositivos móviles como una herramienta potencial para la educación de sus empleados o de sus estudiantes, creando así lo que se denomina “m-learning”, y es por esta misma razón que plataformas de aprendizaje como Moodle y Totara han implementando versiones móviles.

Con el surgimiento del m-learning nace la necesidad de que las páginas web se puedan ajustar a cualquier tipo de pantalla y resolución en los diferentes dispositivos móviles, abriendo la puerta a lo que se conoce como “responsive desing” el cual pretende acomodar el contenido de una página web a pantallas de menor tamaño y resolución.

Sin embargo, no solo se trata de ajustar el contenido de las páginas web, por el contrario, es esencial que también se pueda reproducir, en este punto el lenguaje HTML5 es la respuesta para la efectividad de los contenidos de m-learning. En la actualidad, muchas empresas usan dispositivos móviles para capacitar a sus empleados y aprovechan todas sus ventajas, dentro de las que sobresale el hecho de que ya no importe la ubicación de los usuarios.

Otra ventaja es que estos cursos ofrecen una gran cantidad de actividades y recursos donde se puede gestionar fácilmente el progreso de cada usuario, dando así un valor agregado a la compañía. Finalmente, las empresas, las universidades y los colegios están apostando por el aprendizaje colaborativo, pues de esta forma se estimulan las habilidades personales y la responsabilidad compartida por los resultados del grupo, de esta manera plataformas como Moodle incorpora actividades con el fin de promover estos aspectos.

Por: Mateo Amaya, Ingeniero Consultor.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.