Por: Manuel Rivera

Bogotá, Colombia

Gracias al despliegue de las nuevas tecnologías y a las facilidades que hoy en día ofrece internet, se puede afirmar que el conocimiento está al alcance de todos y que por ende generar prácticas de e-learning no es solo un tema que se quede en el plano educativo sino que por el contrario trasciende y resuelve las necesidades de miles de personas, de todas las edades en cualquier ámbito. Para Nivel Siete es muy gratificante observar cuando se acercan usuarios que no han tenido ningún tipo de contacto con una plataforma LMS y hacen requerimientos a la organización para cambiar la manera en la que realizan sus actividades.

Resulta retante satisfacer las necesidades de clientes que siempre habían logrado sus objetivos desarrollando su actividad de una manera y que de un momento a otro se ha producido un cambio y han encontrado en una solución e-learning la respuesta a sus nuevas necesidades. Para algunos de nuestros clientes el reto está en traspasar del plano presencial al virtual, esto implica una serie de responsabilidades para Nivel Siete que se resumen en la implementación de una solución personalizada que asegure la satisfacción de los clientes sin importar que tipo de requerimiento sea.

De esta manera, podemos asegurar que nuestra cobertura de soluciones de e-learning es incluyente y que cada vez usuarios de todas las edades ven en nuestra organización una solución única y que está acorde a la vanguardia de la tecnología actual. No obstante, es necesario mencionar que cada caso es diferente. Por lo tanto, la arquitectura de aprendizaje, la elección de la plataforma y de los contenidos, la personalización del tema y los elementos gráficos deben ser procesos de acompañamiento con el cliente, pues al final, para Nivel Siete es importante desarrollar la capacidad de e-learning en cada uno de ellos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.