Por: Erika Rincón

Bogotá, Colombia

Hoy en día aún nos encontramos con muchas personas que piensan que e-learning es únicamente cursos por internet sin ningún objetivo específico, pero no saben que al contar con un LMS (por sus siglas en inglés Learning Management System) o sistema de administración de aprendizaje, pueden integrar realmente los procesos de enseñanza en su organización.

Durante los últimos 10 años, en Nivel Siete, empresa líder en soluciones de e-learning, ha visto de cerca la evolución de los distintos usos que sus clientes le dan a las plataformas de aprendizaje (LMS). Han visto que los mejores casos de éxito son aquellos orientados a públicos externos con objetivos de negocio como:

  • Mercadeo: a través de estrategias de educación para fidelización de clientes nuevos y existentes, además de los canales de venta e influenciadores.
  • Servicio al cliente: a través de cursos para mejorar la comunicación entre clientes y proveedores, disminuyendo costos en el proceso.
  • Cumplimiento de una regulación o norma para lo clientes finales: a través de capacitaciones interactivas que logran que los usuarios apropien los conceptos.
  • Responsabilidad social: como respuesta a la necesidad de no vender simplemente un producto sino entregar y brindar mecanismos para que el cliente haga el uso adecuado de los mismos y tenga un impacto positivo en la sociedad.
  • Salud y prevención: con el ánimo de difundir la apropiación de ciertos lineamientos públicos.

Es así como las organizaciones pueden sacarle provecho a sus LMSs y no darles solamente el uso de subir y descargar archivos. Hablamos entonces, no solo de “educación virtual” sino de educación en general, incluso corporativa.

 Las organizaciones que entienden el valor de la tecnología al utilizar soluciones como Moodle, Totara, herramientas de rapid e-learning, entre otras. Se han dado cuenta que ya no tienen que preocuparse por asuntos técnicos y de esta forma aseguran una experiencia positiva para sus usuarios.

El LMS implementado en cada organización debe estar adaptado a los objetivos que se plantean desde un principio, así tendrá encaminada toda una estrategia en la que trabajarán de forma continua y constante para que sea útil a los usuarios finales.

Al tener los objetivos claros por los que se implementa la plataforma, la satisfacción de los clientes será cada vez mayor ya que los cursos, actividades y recursos que se le brindan y el trabajo que se hace alrededor del LMS satisfacen las necesidades de aprendizaje de los usuarios. Además de beneficios como aumentar la cobertura, tener una disponibilidad de 7×24, generar eficiencias a partir de la gestión de aprendizaje, mejorar la comunicación entre clientes y proveedores; centralizan la información de conocimiento de la organización, obtienen resultados medibles de adopción, aprendizaje y aplicación del conocimiento, y por supuesto un punto fundamental, disminuyen el tiempo de salida al mercado de nuevos productos o actualizaciones.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.