Por: Erika Rincón

Bogotá, Colombia

Por más de diez años he visto en mis reuniones con clientes para tratar temas sobre soluciones en e-learning, que siempre han tenido necesidades muy similares, en ocasiones con objetivos distintos pero que al final encontramos que la solución era la misma.

Nuestros clientes dependiendo su sector tenían varios requisitos, por ejemplo el sector de la educación necesitaba mejorar su presencialidad, ampliar su cobertura, mejorar procesos y finalmente entrar a una tendencia de ambientes de colaboración para interactuar como lo hacen en físico.

Por otro lado, el sector corporativo se enfocaba en su fuerza de ventas y en gestionar su talento humano, ellos necesitaban capacitarse de forma más rápida y efectiva para mejorar sus ventas, ahorrar costos y mejorar procesos internos.

Cuando ellos empezaban la búsqueda para implementar las herramientas que iban a suplir esas necesidades, se encontraban con una serie de problemas que hacían que el proceso se hiciera traumático, veamos cuales:

  1. Transformación de contenido interminables: en muchos casos proveedores le hablan de que todo se centra en preparar cursos únicamente y esto toma mucho tiempo para salir al aire, generando perdida de tiempo y dinero.
  2. Proveedores que solo le ofrecen licencias de plataforma: esto traía problemas a nivel interno con el área de tecnología porque no cumplían con estándares de calidad y seguridad para la instalación o presentaban fallas que ni el cuerpo técnico o el mismo proveedor lo podían solucionar. Al fin al cabo con la licencia el problema sigue siendo del cliente.
  3. Diseño: otros en cambio solo se enfocaban en un buen diseño gráfico sin evaluar el impacto del conocimiento que iban a transmitir.
  4. Grandes grupos de trabajo: contrataban mucha gente para implementar un LMS pero no tenían idea de como salir adelante, ni metas a corto plazo que son necesarias en este tipo de proyectos.

De toda esta serie de problemas nos dimos cuenta en Nivel Siete y decidimos darle al cliente la capacidad de transferencia y conocimiento que permiten las tecnologías de información y comunicaciones a través de nuestras soluciones e-learning.

Es por esta razón, que en Nivel Siete nuestras soluciones las ofrecemos como software como servicio, es decir que el cliente no se tiene que preocupar si la plataforma se cae, los niveles de seguridad cumplen con estándares internacionales gracias a Amazon Web Services, es decir que el área de tecnología se siente mucho más confiada y se volvió un aliado para nosotros, ahora es un gerente que verifica que si cumplamos con el nivel de servicio que estamos ofreciendo.

Por el contenido ya no se tienen que preocupar porque este ya existen en manuales, procedimientos o en internet hay mucha información y contenido listo para ser usado, lo que hicimos fue darle una salida tecnológica por eso les brindamos herramientas de rapid e-learning que le permiten transformar contenidos en cursos rápidos y de excelente calidad sin necesidad de ser un experto y lo mejor como el cliente lo quiere.

Finalmente, ya no tienen que contratar grandes grupos de personas que gestionen todo ese proceso, sino con una persona o un grupo específico de la misma organización, que tenga conocimientos orientados al diseño que nosotros formamos en la plataforma, en las herramientas de rapid e-learning y en técnica instruccional que es lo que ayuda a crear bien los objetos virtuales de aprendizaje.

A la hora de escoger la plataforma que más le convenga a su organización, piense en el usuario final, si realmente con ella va a lograr alcanzar los objetivos propuestos, es por esa razón que Moodle es tan exitoso en el mundo porque fue pensada por el usuario que va a hacer el curso.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.